fbpx

La nueva Ley Trans avalaría la rectificación registral del sexo sin pruebas médicas ni psicológicas

El borrador de la Ley para la Igualdad Real y Efectiva de las Personas Trans que ultima el Ministerio de Igualdad se aleja de la patologización y garantiza la «autodeterminación sobre el cuerpo» sin que exista «injerencia externa alguna sobre el mismo». El texto ha causado desacuerdos dentro del Gobierno, y aún debe ser negociado para que llegue al Consejo de Ministros.

Según recoge el borrador, la solicitud de la rectificación en el Registro Civil de sexo y nombre es un derecho que «en ningún caso podrá estar condicionado a la previa exhibición de informe médico o psicológico alguno, ni la previa modificación de la apariencia o función corporal de la persona a través de procedimientos médicos, quirúrgicos o de otra índole, sin perjuicio del derecho de la persona interesada a hacer uso de tales medios».

En la actualidad, todas las personas trans que quieran realizar este trámite deben disponer de un informe psicológico que les diagnostique «disforia de género» y llevar dos años recibiendo un tratamiento de hormonación. Este requisito equipara la transexualidad con una enfermedad.

El texto también garantiza a las personas trans con capacidad de gestar el acceso a técnicas de reproducción asistida en los centros hospitalarios públicos. Además, recoge una Estrategia Estatal para la inclusión de las persona trans que consta de medidas de acción positiva en los ámbitos labora, educativo y sanitario.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar