fbpx

La nueva ley del cambio climático ha llegado a España

La ley del cambio climático ha llegado al senado, además con bastante retraso. En 2008 fue cuando se planteó por primera vez esta ley. Se trata de un texto plagado de luces y aspectos positivos, pero también de sombras y puntos tan ambiguos como criticados por el ecologismo español.

En la ley, se refleja la meta de reducir el 23% de las emisiones de CO2 respecto a 1990 para 2030. Un porcentaje alejado de lo que los científicos marcan.

La diputada de ciudadanos ha celebrado la llegada de esta nueva ley, pero ha puesto la oega de que el texto final no asegure el consenso entre el arco parlamentario como para que en el futuro, ante un cambio de gobierno, la ley no quede en balde, como pasa con las leyes de educación.

Además, López de Uralde en rueda de prensa, comentó que emplazará al congreso a desarrollar nueva leyes que la complementen en el futuro. Lo que más llama la atención es el apartado relacionado con la movilidad sostenible, que sin concretar lo suficiente en cómo alcanzar la electrificación de los transportes, se apuesta por la creación en el futuro de una ley de movilidad sostenible que dé más detalles. Asimismo, el texto aprobado obligará a los ayuntamientos a crear antes del 2023 zonas de bajas emisiones que restrinjan el tráfico más contaminante.

Más allá de las críticas, se comenta que es una ley que presenta aspectos muy positivos. Destaca el fin de las concesiones para la exploración y explotación de nuevos yacimientos de hidrocarburos o la prohibición de las minas de uranio a cielo abierto, una medida que afecta al proyecto extractivo de Berkeley, en Salamanca. Además de la puesta en marcha de Teruel Existe para garantizar que el despliegue de las energías renovables se lleva a cabo “de manera compatible con la conservación del patrimonio natural y la adecuada ordenación territorial”. A todo est, se suma que el PSOE y Podemos obligará a las empresas españolas a desarrollar y aplicar planes de acción climática que garanticen que su actividad se orienta a la descarbonización.

Por último, se introduce que el currículum académico tenga un componente transversal de educación  medioambiental, tanto en escuelas e institutos como en universidades.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar