fbpx

La lucha por mantener las escuelas europeas abiertas

Autora: Kiovaysa Santana

La mayoría de países europeos han mantenido que tras esta segunda ola de covid el cierre de los centros educativos sería la última frontera a cruzar. Los expertos están cada vez más convencidos de que los niños y niñas contagian poco y de que por ello, los colegios no son focos de propagación. Francia, el Reino Unido, Alemania, España… han dejado los colegios abiertos, a diferencia de lo que sucedió en marzo, en respuesta a las advertencias de los pedagogos sobre la enorme fractura académica y de desarrollo emocional que supondría para los niños volver a dejarlos confinados y sin escuela.

En países como el Reino Unido, a pesar del nuevo confinamiento nacional impuesto desde el pasado jueves, la gran mayoría de centros escolares siguen funcionando.  Aunque el número de contagios ha aumentado en los últimos dos meses, principalmente entre los alumnos de educación secundaria, los que tienen edades entre los 11 y los 16 años, son cifras muy controlables. El absentismo, que en ese país ha crecido con la pandemia, debido al miedo frente a la enfermedad. Según el sondeo realizado por Education Policy Institute, únicamente un 87% de los alumnos asiste estos días a clase regularmente. 

Los centros educativos europeos “se están comportando bien”, comenta Salvador Peiró, quien es el portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública. “El nivel de transmisión en estas comunidades es mucho más bajo que el de la población general. Los niños son en general asintomáticos, tienen cargas virales bajas y poca capacidad para contagiar. Para que los colegios vayan tan bien entendemos que los maestros y las familias deben estar comportándose mejor que el conjunto de la sociedad. Muy mal tienen que ponerse las cosas para que tengamos que cerrarlos”.

En Alemania, el cierre de las escuelas también se ha considerado el último recurso en esta segunda ola. Angela Merkel, considera que mantenerlas abiertas es una prioridad.  Alemania registra máximos diarios muy superiores a los de la primera ola, incluso en los centros educativos. Un análisis reciente de la televisión pública alemana refleja que, por ejemplo, en la región de Renania Palatinado han pasado de 98 casos entre los alumnos a final de octubre a 522 positivos una semana más tarde. Tres escuelas cerraron y hasta 57 cerraron parcialmente. El número de alumnos y profesores en cuarentena se cuenta ya por decenas de miles en todo el país.

Por ello, el sindicato alemán de educación mostró su preocupación ante el aumento de contagios en la comunidad educativa en Berlín pidiendo que se aprobara el alterne de la educación presencial con la online, como antes del verano. En Berlín, 586 escuelas se han visto obligadas a reforzar sus medidas higiénicas y hasta 154 se encuentran en el llamado “nivel naranja”, que obliga a medidas aún más estrictas como el uso de mascarilla en las aulas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar