fbpx

La Literatura Infantil como herramienta didáctica. Estereotipos de género presentes en ella.

La literatura infantil desempeña un rol muy importante en el desarrollo de los/as niños/as, contribuyendo al desarrollo social, motor, lingüístico, emocional y cognitivo de los/as mismos/as.

Esta suele estar enfocada a tratar temas de calado social (muerte, emociones, identidad sexual, diversidad familiar, etc.), invitando a los/as pequeños/as a reflexionar de una manera amable sobre estos asuntos. Además, los personajes, los/as protagonistas suelen enmarcarse en modelos que seguir por los niños y niñas, siendo estos/as transmisores de valores y actitudes estereotipadas. Esto ejerce un importante papel en el desarrollo del autoconocimiento de los/as más pequeños/as.

En la mayoría de cuentos tradicionales los personajes masculinos están representados por héroes o salvadores, con características como la valentía, la fortaleza, la inteligencia o el atractivo físico; en contraste, los personajes femeninos encarnan a niñas, féminas dependientes, delicadas, hacendosas, cariñosas, bellas, esbeltas. Asimismo, la literatura tradicional tilda de contestonas, brujas, malvadas, desobedientes, rebeldes, etc. a todas las protagonistas que rompen con los roles comúnmente establecidos (Alfonso y Aguado, 2012).

Todas estas características propias de la literatura más tradicional las podemos encontrar en obras como Caperucita Roja, Blancanieves, Cenicienta o La Bella Durmiente. Son cuentos clásicos que reflejan comportamientos, actitudes sexistas, en los que la mujer es rescatada por la figura del príncipe azul. Por una figura masculina que ejerce de salvador, protector, héroe, Por otra parte, las protagonistas asumen roles de tareas referidas al hogar, como la limpieza o el cuidado de personas mayores.

En definitiva, la literatura infantil como herramienta didáctica se presenta como agente activo en el desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje de los/as niños/as, pudiendo este fomentar la permanencia de estereotipos de género en la sociedad. La escuela y la familia son las principales instituciones que alimentan y sostienen estos estereotipos, a través del inadecuado trabajo con la literatura infantil más conservadora.

*Proyecto Gara*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar