fbpx

La Inspección de Trabajo investiga 30.000 empresas sospechosas de haber cometido fraudes con los ERTE

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social va a investigar las condiciones reales en las que se están aplicando los ERTE en más de 30.000 empresas sospechosas de haber cometido algún tipo de fraude en su aplicación, según ha informado el Ministerio de Trabajo.

Se han detectado más de 20.000 empresas que han incluido en sus expedientes a trabajadores que habían sido contratados después de la declaración del estado de alarma. Dentro de esas compañías que se encuentran bajo sospecha están sociedades «que se habían creado unos días antes de la declaración del estado de alarma», y que presentaron solicitudes de declaración de ERTE para sus plantillas.

Asimismo, la Inspección va a investigar otras 10.000 empresas en ERTE que hayan sido denunciadas por defraudar con las prestaciones, por ejemplo imponiendo horas extraordinarias a trabajadores reincorporados mientras otros mantienen reducciones.

Los primeros resultados de las investigaciones de Inspección han evidenciado que un 73% de las empresas a las que se les ha levantado acta de infracción estaban dando «ocupación a trabajadores que estaban cobrando el desempleo». También se ha descubierto un 8% de trabajadores ficticios que cobraban fraudulentamente del desempleo y un 5% de trabajadores que no estaban dados de alta en la Seguridad Social. Además, el 4,5% de las infracciones detectadas corresponden con autónomos que estaban desarrollando su actividad mientras recibían la prestación.

Fuentes de Trabajo destacaron que el objetivo de la campaña de inspecciones consiste en «velar por el buen uso de los recursos públicos» y garantizar que, «tras el esfuerzo que está haciendo la Administración, se les dé un destino responsable».

«El esfuerzo inversor que han supuesto los ERTE para proteger el tejido productivo y preservar el empleo debe ir acompañado de un esfuerzo colectivo para prevenir situaciones de fraude, irregularidades y abusos», señaló Héctor Illueca, director de la Inspección, que hizo hincapié en que «tratamos de impedir que el fraude de unos pocos comprometa el esfuerzo de tantos».

El número de empresas que ha recurrido a un ERTE en España ha superado el medio millón durante la fase inicial de la pandemia. Por este motivo, los sindicatos de inspectores afirman estar desbordados por la sobrecarga de trabajo a la que se están viendo sometidos. En concreto, cada inspector debe fiSegún los últimos datos oficiales, en España hay 1.866 inspectores y subinspectores de Trabajo. Por lo tanto, toca a 268 expedientes por inspector. «Estamos teniendo una avalancha tremenda y no nos están dotando de más recursos», afirma la presidenta del Sindicato de Inspectores de Trabajo, Ana Ercoreca.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar