fbpx

La industria armamentística como puerta giratoria en España

En mitad de facturaciones millonarias, la pujante industria militar española ha logrado cautivar a exministros y exmilitares que determinan aprovechar su experiencia anterior  en un ambiente que maneja grandes cantidades de dinero.  Desde los órganos de dirección de las principales compañías manan nombres y apellidos que admiten comprender otra faceta del universo de la venta de armas: las puertas giratorias entre el ámbito público y las compañías armamentísticas. Entre estas últimas figuran contratistas de Defensa y exportadoras de material militar a países que vulneran los derechos humanos.

Pérez Ortega, presidente honorario del Centro Delàs de Estudios por la Paz y veterano investigador sobre los negocios del lobby militar español, afirma que «Las empresas militares se interesan por políticos que han estado ligados al Ministerio de Defensa o militares de alto rango de las Fuerzas Armadas», afirma Ortega, quien destaca que, en este ámbito, «España no es diferente a otros países que también registran estas prácticas». De esta manera, «en los últimos años ha habido varios casos de militares o políticos que, tras abandonar el servicio activo, pasan a incorporarse como ejecutivos en empresas militares». 

En referencia a los altos cargos en el área de Defensa dieron después el salto a la industria armamentística. En ese listado aparecen también los nombres de una quincena de políticos que también incluyen en sus respectivos currículums las dos funciones: desempeño de responsabilidades públicas en gobiernos y, antes o después, actividad en compañías del sector militar. 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar