fbpx

La hambruna ataca en Mali

La emergencia sanitaria también se ha convertido en una crisis del hambre: 5,9 millones de personas dependen de la asistencia humanitaria para sobrevivir, los conflictos y la crisis económica han aumentado la pobreza, así también la desigualdad e inseguridad alimentaria, elevando el precio de los productos básicos y reduciendo el consumo diario de alimentos de las familias en todo el continente africano.

 Cada día, miles de niños y niñas en Mali se van a la cama con hambre, para esto las familias racionan su comida y las niñas son las ultimas en recibir los alimentos. Cuando las familias enfrentan una escasez de alimentos tan grave comienzan a ofrecer a las jovencitas para explotación sexual y de esa manera poder conseguir recursos para satisfacer sus necesidades.  

El cierre de las escuelas ha afectado a los niños y niñas que dependen de la comida que se les brinda en las escuelas para alimentarse diariamente, en Plan International se está iniciado un proyecto para ayudar a las mujeres del pueblo, quienes están recibiendo formación y apoyo técnico   para sembrar su propio huerto y salir así de la crisis económica por la que están atravesando.  

Imagen: https://www.conemund.org/situacion-de-la-seguridad-alimentaria-en-mali-durante-la-pandemia-covid-19-y-la-sancion-de-la-cedeao/?cn-reloaded=1

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar