fbpx

La extrema derecha perdió en USA y ahora pierde otra vez en Brasil

Autora: Pino Echarri

El mandatario brasileño Bolsonaro, se ha mostrado afectado tras la derrota de Donald Trump, ya que supone una derrota para el tipo de gobierno que estos defienden y llevan a cabo.

Sin aun curarse la herida de la derrota ultraderechista en las elecciones norteamericanas, Bolsonaro ha sufrido una caída lamentable en las elecciones municipales, celebradas este domingo 15 de noviembre en Brasil.

En 2018, ganó las elecciones, pero estos últimos años su presidencia ha estado marcada por una decadencia de su gobierno, con un movimiento antisistema en su contra, además del descenso de su popularidad, sobre todo tras  su actitud con la pandemia.

La derrota se ha dado en ciudades clave, Bolsonaro dio su apoyo y respaldo a candidatos de ultraderecha en en seis capitales estatales, que finalmente acabó con fuertes derrotas en cuatro de ellos.

La peor derrota fue la de Sao Paulo, considerada la ciudad más grande y más poderosa económicamente. Celso Russomanno perdió por el titular de centro derecha, Bruno Covas, y el candidato de la izquierda, Guilherme Boulos, trendrán que enfrentarse de nuevo a una segunda vuelta el próximo 29 de noviembre.

En la segunda ciudad más importante, se espera una segunda vuelta en la que se espera una derrota del alcalde evangélico, Marcelo Crivella.

Además, en otras ciudades más pequeñas y de menos importancia económica también hubo derrotas  y contratiempos para los candidatos de la ultraderecha.

Carlos, el hijo de Bolsonaro consiguió un segundo mandato en el ayuntamiento de Río, pero obtuvo menos votos que en las últimas elecciones y perdió su título de concejal más votado ante un socialista.

Una de las anécdotas que nos deja estas elecciones, sucedió en Brusque, donde un aspirante a concejal se presentó con el nombre de “Donald Trump Bolsonaro”, este suceso que rayó en lo ridículo hizo que al final obtuviese 107 votos, terminando en el puesto 128.

Tras la caída de la ultraderecha en estas elecciones, las declaraciones del presidente fueron muy diferentes, ya que según él los resultados eran “un buen augurio” para sus posibilidades de reelección en 2022 y, además, “una derrota histórica” para la izquierda, de nuevo apareció su forma de cambiar la narrativa y dar la vuelta a la realidad, actitud que nos recuerda a muchas declaraciones del expresidente Trump.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar