fbpx

La economía: víctima colateral del coronavirus

Los países del mundo se enfrentan al desafío más grande desde hace décadas, la extendida y rápida propagación del virus Covid-19 está poniendo en una situación de riesgo no sólo la salud de millones de personas en el planeta, sino que le suma una víctima colateral en el futuro inmediato: la economía.

Las medidas de aislamiento han provocado un quiebre significativo en las economías locales que para muchos podría ser irrecuperable. En España, un centenar de miles de trabajadores se verán afectados por el régimen de expediente de regulación de empleo, grandes, medianas y pequeñas industrias no pueden soportar el peso económico que el cese de las actividades comerciales trae como consecuencia.

Se espera que las medidas de aislamiento puedan tener un coste para España de 48.500 millones de euros y una caída del producto interno bruto de un 3.9%, considerando que se aplique hasta finales del mes de abril. Otro escenario poco contemplado hasta el momento pero no imposible de contemplar, se resume en ampliar la cuarentena hasta el mes de junio, lo que significaría una contracción del PIB de 5,8%, y si se tratase de julio la cifra se coloca en una caída del PIB de 9,3% y una pérdida de cerca de 116.000 millones de euros, según las estimaciones de un informe del IESE Business School presentado por el profesor de Finanzas, Nuno Fernandes.

Las bolsas de valores más importantes del mundo vivieron el mayor desplome bursátil de los tiempos actuales. Muchos mandatarios temen que las consecuencias económicas de la pandemia sean tan lamentables y profundas como las de la salud, por los costos que produce para cada uno de sus países.

En los Estados Unidos, el presidente Donald Trump, de cara a un escenario de reelección, analiza la posibilidad de mitigar las severas medidas que el aislamiento supone, a fin de disminuir su impacto en la economía americana. En rueda de prensa el presidente indicó que el problema médico que simboliza la pandemia no puede a su vez convertirse en un problema económico ya que esto podría significar un «remedio peor que la enfermedad». Así mismo expresó que la nación volvería a su ritmo económico con la mayor celeridad, una vez pasada la emergencia sanitaria ya que “Estados Unidos no ha sido construido para estar cerrado”

Algunos legisladores republicanos esperan que el presidente tome medidas tendientes a aliviar la política de distancia social, que debía aplicarse hasta el 30 de marzo, a pesar de que contrariamente muchos expertos en salud aconsejan ampliar el lapso de aislamiento ante el escenario de que el peor período de la pandemia, aún está por venir.

Ante el recrudecimiento de las medidas de cuarentena aplicadas por otros Estados, todo parece indicar que en los EEUU estas medidas tienen tendencia a suavizarse a corto plazo para permitir el impulso rápido del aparato productivo del país “La gente tiene una ansiedad y una depresión tremendas, y por cosas como esta se suicida; cuando tienes una economía terrible, tienes muerte”, señaló el presidente Trump “Definitivamente sería en números mucho mayores de lo que estamos hablando con respecto al virus”.

Hasta el momento los Estados Unidos registra más de 42.000 casos y entre ellos más de 500 decesos, en tres epicentros fundamentales: Washington, California y New York, en este último la situación es alarmante ya que esa sola ciudad registra el 5% de los contagios a nivel global.

Foto: cnn.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar