fbpx

La central hidroeléctrica ubicada entre Chira y Soria genera debate entre los defensores y contrarios de las energías renovables

Gran Canaria es uno de los proyectos de almacenamiento de energía más grandes y complejos de España en las últimas décadas: una central hidroeléctrica reversible ubicada entre los embalses de Chira y Soria, cuyo objetivo es acercar la isla a la autosuficiencia energética. El concepto nació a principios del siglo XXI, luego de 20 años de parálisis burocrática, cuando su objetivo era convertirse en realidad en los próximos años, fue rechazado por los/as ecologistas y se estableció una plataforma cívica para tal fin, con la argumentación de que la construcción y ubicación de infraestructura afectará de manera irreversible el barranco de Arguineguín.

Es una obra que debe ir de la mano del aumento de penetración de renovables y que se hace necesaria cuando sea preciso tener que almacenarla para evitar cortar la producción. Lo que se propone es usar ese excedente para bombear agua entre Soria y Chira y después dejarla caer para generar energía. Esa energía sobrante por el día se puede convertir en electricidad por la noche gracias a Chira-Soria». Y, según sus estimaciones, permitiría aumentar la penetración de renovables por encima del 50%.

Las tensiones y los enfrentamientos continúan aumentando, creando conflictos entre defensores y oponentes. Todos estos trabajos se pueden utilizar como almacén para almacenar energía generada por recursos eólicos y fotovoltaicos, bombear agua a gran altura para convertirla en electricidad y distribuirla a la red cuando sea necesario, con sus ventajas e inconvenientes.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar