fbpx

La APDHA denuncia que se vulneran los derechos humanos de los inmigrantes en la frontera

La cifra de personas inmigrantes que intentan entrar en España ha caído a la mitad en 2019. Rafael Lara, uno de los responsables de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) denuncia que esta disminución fue «a costa de vulnerar sus derechos humanos». Los inmigrantes deben atravesar hasta una triple alambrada de cuchillas instaladas desde el lado marroquí. España cuenta con otra valla de concertinas, pero el Ministerio del Interior comenzó hace tres meses su retirada.

«Migran porque la situación que se vive en Marruecos sigue siendo desastrosa y sin futuro. Hacemos encuestas entre gente joven y 70 y 80% de ellos quieren emigrar»

Rafael Lara, APDHA

Según el Balance Migratorio Frontera Sur presentado este lunes en Cádiz por la APDHA, en 2018 llegaron a España 64.120 personas. En 2019 esta cifra se ha reducido a 33.261 personas. Rafael Lara afirma que esta disminución en el número de entradas a nuestro país se debe a «la subcontratación del control de la frontera por parte de la Unión Europea y España a Marruecos». Las fuerzas policiales de Marruecos han desmantelado los campamentos cerca de Ceuta y Melilla desde lo que los inmigrantes planeaban emprender el salto de la valla.

Las cifras de fallecidos en las rutas migratorias, sin embargo, han aumentado. Del 1,66% del total de fallecidos registrado en 2018 ha pasado a un 1,75% en el pasado año. La entidad maneja datos de 585 muertos, con 331 cadáveres recuperados y 254 desaparecidos, el año pasado. Los subsaharianos son los que más han muerto en su travesía hasta nuestro país, con 314 fallecidos. Le siguen 111 marroquíes y 81 argelinos. La elevada cifra de mortandad de los primeros se debe a que emprenden su viaje utilizando las vías marítimas del Mar de Alborán y de Canarias, «las más peligrosas», como declara Lara.

Las llegadas a nuestro país a bordo de pateras ha disminuido. Han sido 1.194 pateras las que han desembarcado en suelo español. De ellas, 276 lo han hecho en Cádiz, 267 en Almería y 137 en Canarias. Pese a ello, el número de menores que desembarca en España no ha caído. Ya sea acompañados por familiares o solos, el número de menores que cruza nuestras fronteras sigue creciendo: en 2018 llegaron 7.053. De esa cifra se ha pasado a los 8.066 menores llegados en 2019. Esto significa que el porcentaje de niños y adolescentes ha crecido hasta el 29,96% del total de inmigrantes, rente al 12,26% registrado hace un año. Son datos aportados por la APDHA, sin carácter oficial. Lara asegura que «Migran porque la situación que se vive en Marruecos sigue siendo desastrosa y sin futuro. Hacemos encuestas entre gente joven y 70 y 80% de ellos quieren emigrar».

La APDHA ha pedido al nuevo Gobierno «vías seguras para la inmigración». Lara ha recordado que existen medidas que podrían ser útiles para solucionar el problema. «El cambio en los requisitos en la ley de Extranjería, la posibilidad de pedir asilo en las embajadas de origen, el visado de corta estancia, de tránsito o establecer cupos anuales», ha propuesto.

Foto: C. Ragel (EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar