fbpx

La alternativa fotovoltáica llega a África

El desarrollo de los sistemas de energía solar para viviendas en zonas en las que las que no llega la red eléctrica ha sido una de las novedades positivas de los últimos años en África. 

Algunas iniciativas de ONGs europeas, el impulso de algunos gobiernos africanos, el programa Lighting Africa, patrocinado por el IFC y el Banco Mundial han sido los principales impulsores para fomentar el uso de la energía solar en los consumidores rurales.

A finales de 2019 en el mundo se estima que hay unos 3400 Mw de potencia instalada a través del sistema de placas solares fotovoltaicas. De estas cifras a África le corresponde 1000Mw y a la India 1100. Es significativo que las zonas pobres del planeta supongan más de 80% de las instalaciones de esta tecnología.

Si bien la bajada de los precios y la mayor eficiencia han sido clave, a nivel económico lo que ha consolidado el acceso a la energía solar ha sido la introducción de un modelo de negocio innovador. La tecnología «Pay-as-you-go», que se basa en el prepago de recargas a través de dinero móvil ha significado una solución al cobro de microcréditos.

Y es que el reto en África no es solo de asequibilidad, sino de proporcionar sistemas que permitan formas de pago que se ajusten a las necesidades de la gente. De hecho, los sistemas más exitosos han logrado modelos que permiten el pago por uso y a un precio equivalente al del queroseno que es el combustible más usado para dar luz a las noches del Continente Negro en las zonas rurales.

El desarrollo de pequeños electrodomésticos como frigoríficos, secadores de pelo, televisores y sistemas de irrigación que funcionan con energía solar a precios razonables ha sido otro de los incentivos para que los africanos que viven en el medio rural se hayan apuntado a este sistema.

En los mercados afectados por la pobreza energética, este tipo de energía renovable y democrática es mucho más eficiente económicamente que cualquier solución de red fija. En primer lugar, el tiempo de instalación es prácticamente inmediato frente a los cinco a diez años que se tarda en construir una red.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar