fbpx

Juntas y juntos resistiremos

Autor: Adam Cabrera

El Proyecto RESISTIRÉ nace con fuerza el 23 de abril en pleno confinamiento, en mitad de la más absoluta incertidumbre, por culpa de la grave crisis sanitaria y económica, consecuencia de la Covid-19, una vieja conocida ya para todos nosotros. Desde entonces, y más activamente desde noviembre, se han llevado a cabo una serie de acciones con el fin de dar un respiro a todas aquellas personas que lo están pasando mal.


Precisamente, este proyecto está destinado a personas en alto riesgo de exclusión social; esta crisis trae consigo infinidad de consecuencias, a corto, medio y largo plazo. Muchas de las personas con las que trabajamos ya se encontraban en una complicada situación económica antes de la Covid-19. Por ello fue apremiante aportarles soluciones de alguna manera, a modo de colchón, o de respiro.
El proyecto Resistiré consta de diferentes acciones destinadas a proporcionar bienestar a aquellos colectivos que sufren la cara más amarga del virus; desde noviembre comenzaron las atenciones psicológicas, ya que la carga emocional y cognitiva que supone gestionar la incertidumbre ha provocado tensiones, conflictos familiares, y conflictos internos, entre otros. Está claro, que este tiempo también nos  ha servido para parar y darnos cuenta de todas aquellas cosas que no estaban funcionando correctamente.


También desde noviembre se comenzaron a impartir talleres formativos becados; no solo es importante reciclarnos de cara a la oferta laboral, por medio de talleres como alfabetización digital y búsqueda activa de empleo, sino también a modo de autoconocimiento y gestión personal, con talleres como el de gestión emocional y habilidades sociales, y gestión de la economía doméstica.
También de manera transversal se ha seguido asesorando e informando, sobre ayudas y prestaciones a todas las personas que así lo han necesitado; tanto de manera telefónica y personalizada, como a través de charlas y tertulias sobre temas de interés, tanto a nivel económico, social y psicológico. 


Pero sin duda, una de las acciones de mayor relevancia y que más esfuerzo ha supuesto por parte de todo el equipo de trabajo, es la de ayudas de emergencia. Se han hecho entregas de alimentos, productos de higiene personal, limpieza y farmacia por todas las islas, en total, unas 80 familias, muchas con menores a cargo, han sido beneficiarias de esta ayuda, que en estos tiempos difíciles, supone un gran alivio y un pequeño empujón para seguir adelante.


Ya estamos en la recta final del Proyecto Resistiré, muy emocionadas y emocionados de la acogida que ha tenido, y de todas las personas a las que hemos podido ayudar de una u otra manera, y con mucha ilusión de que proyectos así se puedan seguir ejecutando gracias al Gobierno de Canarias y a la Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar