fbpx

Israel: los estragos del COVID-16 sí tienen género

Autora: Isabel Hernández

Tiempos de pandemia, tiempos de crisis. Tiempos en los que las desigualdades, por desgracia, se acentúan más.

Así sucede en Israel donde el Gabinete del Coronavirus planea establecer un plan de desescalada en que es posible que, se vea reflejado por el sector ultraortodoxo en el que se pretende discriminar a las niñas respecto al resto de niños en cuanto a la vuelta al cole nos referimos.

En este sentido, los representantes de las comunidades haredíes han presentado un plan en que las niñas quedan excluídas con el fin de poder obtener un mayor número de aulas libres para que los niños puedan utilizarlas y así cumplir las medidas de distanciamiento.

Las cifras indican que los barrios ultraortodoxos se han visto mayormente atacados por el virus aun cuando no superan el 12% de la población. Esto es debido a que a la hora de celebrarse fiestas religiosas, bodas o funerales, las restricciones han sido olvidadas superando las cifras de cuentos de personas por reunión.

Además, la cifra de fallecidos en el país ha superado este lunes los 2.000 siendo hoy un incremento a 2.021.

Como vemos, la presencia del virus dificulta el avance hacia una desescalada temprana, acentuando las desigualdades que vienen siendo notables a lo largo de la historia del ser humano en cuando a la equidad entre hombres y mujeres.

El virus es una excusa más para aquellos poderes que se sitúan en la lacra del pensamiento más obsoleto que existe: la ignorancia.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar