fbpx

Interior gasta 15 millones al año en su sistema de espionaje de comunicaciones

Autor: Arian José Alonso luis

El Ministerio del Interior, que niega tener el programa espía Pegasus con el que se hicieron intrusiones en teléfonos de políticos catalanes, invierte cada año 15 millones de euros en mantener el Sistema de Interceptación Legal de las Telecomunicaciones. Este permite a policía y Guardia Civil intervenir bajo control judicial miles de llamadas y mensajes de investigados, y obtener información en tiempo real sobre los interlocutores, el contenido, los mensajes y su ubicación. En los últimos años, los diferentes responsables de Interior han invertido otras partidas millonarias en actualizar el sistema.

La idea de crear un sistema de interceptación y grabación de comunicaciones para arrumbar los antiguos pinchazos telefónicos viene ya desde 2001,cuando nos encontrábamos con Mariano Rajoy al frente de Interior. Dos más tarde, el entonces Gobierno del PP adjudicaba el contrato para su puesta en funcionamiento, valorado en 9,8 millones, a la empresa danesa ETI A/S. En febrero de 2004, Sitel era utilizado por primera vez en una operación antidroga en Pontevedra. Ese mismo año, el sistema fue clave para localizar a los integrantes de la célula yihadista que cometió los atentados del 11-M. Por lo que se demostraría los aspectos positivos de este pero pone en tela de juicio la libertad de los individuos de nuestra sociedad.

Ahora, la revelación por EL PAÍS y el diario británico The Guardian de que destacados políticos catalanes como el presidente del Parlament, Roger Torrent, y el dirigente de ERC Ernest Maragall, habían sido espiados con el programa Pegasus de origen israelí, ha vuelto a cuestionar la utilización que hacen las Fuerzas de Seguridad de sus sistemas de interceptación de comunicaciones. Tras estallar el escándalo, Interior negó tener relación con la empresa israelí NSO, que comercializa Pegasus, y recalcó que “las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se enmarcan siempre en el escrupuloso respeto de la legalidad”. Las fuentes policiales consultadas confirman que, si bien conocían la existencia del programa espía y otro denominado Galileo, comercializado por la empresa italiana Hacking Team, rival de NSO, ni Policía Nacional ni Guardia Civil los poseen y señalan a Sitel como su único sistema para intervenir conversaciones.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar