fbpx

Iglesias y Sánchez, los peores valorados en cuanto a la gestión de la crisis del COVID-19

Según un estudio realizado por Ipsos entre el 3 y el 8 de abril a más de 2000 españoles de edades comprendidas entre los 16 y los 65 años, «el Gobierno suspende» en la percepción que tienen los ciudadanos sobre la gestión de la crisis sanitaria generada por el COVID-19.

En general, los ciudadanos orotgan unas valoraciones muy bajas a los miembros del Ejecutivo. El peor valorado es Pablo Iglesias, cuya gestión es considerada como mala o muy mala por el 56 % de los encuestados, mientras que solo un 20 % la considera buena o muy buena. Por otra parte, el Pedro Sánchez «tampoco pasa el examen de los ciudadanos», pues un 51 % califica como mala o muy mala su dirección de la crisis, aunque un 25 % considera que está siendo buena o muy buena.

En el lado opuesto se sitúa la Ministra de Defensa, Margarita Robles, cuya gestión es la mejor valorada: 1 de cada 3 encuestados la califican como buena o muy buena. A esta le siguen Salvador Illa, Ministro de Sanidad, y Felipe VI, Jefe del Estado.

En cuanto a las instituciones españolas, junto a los sanitarios, la población coincide en que las fuerzas armadas y los ayuntamientos (76 % y 43 % respectivamente) son los órganos más útiles y eficaces. Dentro de las medidas sanitarias, los encuestados creen que las más efectivas han sido el contar con la Unidad Militar de Emergencia (77 %), construir hospitales de emergencia (71 %), el control del confinamiento de la población (60 %), así como la paralización de toda la actividad económica no esencial (57 %). No obstante, consideran muy deficiente la entrega de equipos médicos y de protección, medida cuya ejecución solo ha sido valorada como práctica por el 37 %.

Por otra parte, las medidas económica tienen una percepción más positiva. La más valorada es la garantizar los servicios esenciales (luz, agua, etc.), apoyada por un 79 % de los encuestados, seguida con un 70 % de apoyo la medida de flexibilización de las jornadas laborales. Como peores valoradas se sitúan las implicaciones en el gasto público y la provisión de avales destinados a la financiación de empresas privadas, con un 58 % y 57 % respectivamente.

Así pues, más de la mitad de los ciudadanos encuestados (51 %) se muestra especialmente críticos con el papel de la Comisión Europea en la gestión de la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19.

Imagen: EFE

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar