fbpx

Iberdrola presume de sus apuestas feminista y ecologista

La apuesta por el modelo sostenible es solo uno de los pilares sobre los que Iberdrola despliega su plan de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Los otros abordan aspectos fundamentales para reactivar la economía y el empleo y construir una sociedad más resiliente y sostenible.

Entre sus objetivos está el mantenimiento de 500.000 puestos de trabajo en todo el mundo. De ellos, 20.000 serán nuevas contrataciones, durante un periodo en el que la compañía quiere liderar la revolución energética mientras aporta a la vez soluciones para la construcción de un tejido productivo más sostenible y resiliente.

No escapan de estas metas la lucha por la igualdad y la diversidad: al menos un 30% de los puestos directivos de la compañía serán para mujeres en 2025. En cuanto a la brecha salarial, en el caso de Iberdrola, la balanza ya se inclina hacia las mujeres: de media, en 2019 sus empleadas cobraron 50.086 euros anuales frente a los 47.614 euros de los hombres. La empresa destaca también la composición de su consejo de administración: un 43% eran mujeres en 2019. 

Su compromiso se extiende también al ámbito medioambiental. Con unas emisiones de CO2/kWh que son ya dos tercios inferiores a la media europea, la estrategia de inversión en energía limpia y redes llevará a Iberdrola a ser una compañía “neutra en carbono” en Europa en 2030. Curioso: el Planeta (o al menos el Acuerdo de París) se plantea llegar a este reto en 2050.

Esta exigencia se materializa no solo de puertas para adentro, sino también en sus proveedores. Para Iberdrola, un proveedor estratégico está alineado “en materia de derechos humanos, códigos de conducta, estándares de salud y seguridad y estrategia ambiental”.

La compañía eléctrica es de las que más apuesta por las inversiones renovables, Antes solo por la eólica, ahora ya también por la solar.

Es muy significativa esta apuesta de Iberdrola. Hace no muchos años (2010-2013) esta multinacional española era de las más críticas contra la energía solar fotovoltaica y fue la que promovió la normativa del Impuesto al Sol que el PP asumió y publicó en el BOE. Hoy Iberdrola sabe que se tiene que montar en el tren de una nueva sociedad, la que de un mundo con energías renovables al 100%.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar