fbpx

Hidrógeno verde: una esperanza para el Mundo post covid

Autor: Ángel Rivera

Gobiernos por todo el mundo están apostando por el hidrógeno verde,  que es el  que procede de fuentes de energía renovables. 

Este combustible ofrece una alternativa a los combustibles fósiles, es por tanto una energía sucia que deberá de sustituirlos en sectores como el transporte, la producción eléctrica y los procesos industriales. Esta alternativa es cada vez más aceptada por muchos países y empresas del sector energético  y si no se ha ido imponiendo con más rapidez es principalmente por una cuestión de costes, pero ahora parece se están logrando mejorar de forma importante, es decir que cada vez es más barato producir hidrógeno con fuentes renovables. Tanto que los últimos datos indican que en solo dos años el coste de la tecnología ha bajado un 80%.

La influencia de China, que está apostando fuerte por la tecnología, se hace patente, ya que este país es el que cada día se presenta como el referente tecnológico mundial. Los electrolizadores utilizados en China ya podrían contar con un precio de producción de una quinta parte del coste estimado en 2018. Esto junto con la expansión de las energías renovables, permitirá que el coste del hidrógeno verde lograse bajar de los 2 dólares el kilo. Una cifra que indican sería el punto de inflexión de la tecnología y que le permitirá convertirse en competitiva frente a las tecnologías actuales en menos de 10 años.

Los precios que está logrando China son incluso mejores de las estimaciones más optimistas. Los fabricantes chinos han logrado unos costes que se preveía alcanzar para el año 2040.

Esto ha llevado a que los diferentes gobiernos hayan lanzado ambiciosos planes de desarrollo de la tecnología, aprovechando los fondos de recuperación europeos. En el caso de España, el Gobierno ha lanzado un ambicioso proyecto que apuesta por el hidrógeno verde con un plan que movilizará 8.900 millones de euros hasta 2030.

Además, 9.100 millones  de euros destinará Alemania para  hidrógeno y otros países europeos parecen apostar también por esta estrategia. 

La Comisión Europea también apuesta por el hidrógeno verde como un elemento central del objetivo  de alcanzar la “neutralidad climática”, es decir, cero emisiones netas, para 2050.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar