fbpx

Gran Bretaña es el país europeo más afectado por la Pandemia, también en lo económico

Aunque desde la ultraderecha española (Casado y su aliado fascista Abascal) intentan desgastar al gobierno diciendo que España es el país más afectado por la Gran Pandemia de Coronavirus, los datos que ha dado a conocer las agencias desmienten una vez más sus falsedades. En concreto, es el Reino Unido que ha registrado en el segundo trimestre del año la contracción de la economía más profunda en la historia del país con una caída del 20,4% del PIB, entre abril y junio, debido a la crisis del coronavirus y su especial virulencia.

Es necesario destacar que el primer ministro británico con una línea política e ideológica cercana a la ultraderecha española, el que primero apuntó en la misma dirección que todos los facismos mundiales, intentando no hacer mucho caso a la Pandemia para quesus intereses económicos n se vieran afectados. Cuando Boris Jonhson, el primer ministro inglés cayó victima del Covid-19, se produjo un giro en el planteamiento del inglés y su gobierno, y se empezó a considerar la gravedad de la crisis. Hasta ese momento, la apuesta de los conservadores británicos era apostar por la inmunidad de rebaño, es decir que se contagiase más del 50% de la población para que la crisis se frenase por «medios naturales» sin hacer mucho caso a las enormes consecuencias en forma de vidas humanas y caos sanitario pudiera suponer esa medida.

De esas medidas, vienen ahora este fracaso. El desplome histórico de la segunda economía de Europa y el mayor entre los países desarrollados a raíz de la covid-19 supondrá que las cifras de desempleo suban entre abril y junio en 220.000 personas . También a las puertas del divorcio definitivo de la UE, el 31 de diciembre, con el riesgo real de una salida abrupta si no media un acuerdo de última hora con Bruselas.

Los sectores más castigados han sido los de restauración y alojamiento, seguidos por el de la construcción, el industrial, el del transporte y el comercio minorista. El sector servicios, que representa un 80% de la economía, sufrió el mayor declive trimestral registrado nunca. Y los cierres de las fábricas se tradujeron en la producción de automóviles más menguada desde 1954.

La reanudación de la actividad económica ―tras el aligeramiento de las restricciones a la movilidad―, la apertura de comercios no esenciales, restaurantes y pubs se tradujeron en un repunte del PIB (8,7%) en el mes de junio. La posibilidad de una segunda oleada de la pandemia y el riesgo de que el Brexit acabe ejecutándose de forma desordenada son dos grandes amenazas que predicen que la crisis se puede agudizar

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar