fbpx

Fallece John Lewis, último símbolo de la generación de Martin Luther King

Histórico de la lucha por los derechos civiles, fue apaleado por la policía en el puente de Selma en 1965 y luego fue congresista por Georgia durante 33 años.

El congresista John Lewis, último símbolo de la generación de líderes negros que lanzaron la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos, falleció este viernes a los 80 años de edad. Lewis anunció el pasado diciembre que tenía cáncer de páncreas. Era una figura monumental en el Partido Demócrata y en la política norteamericana, donde su mera imagen hacía presente la memoria de la lucha de Martin Luther King.

Lewis era uno de los últimos supervivientes del círculo íntimo de Martin Luther King y del grupo de activistas que puso las bases del movimiento de los derechos civiles. Como líder estudiantil, participó en decenas de acciones a principios de los sesenta a favor de la igualdad racial en el sur segregado. Formó parte del grupo de activistas que en 1965 decidió organizar una marcha pacífica desde Selma, Alabama, hasta la capital, Montgomery, para protestar por los impedimentos que estaba poniendo el estado para registrar a los afroamericanos como votantes. Aquel 7 de marzo pasaría a la historia como el domingo sangriento. La brutal represión de la policía de Alabama fue captada en televisión y las imágenes sobrecogieron al país. John Lewis sufrió una fractura de cráneo de un porrazo.

Dos semanas después, repitieron la marcha, esta vez con 2.000 personas, toda la prensa del país y el reverendo King al frente. En agosto de ese año, el presidente Lyndon Johnson firmó la Ley de Derechos de Voto, que prohibía la discriminación en el proceso de registro para votar. La imagen de Lewis con una gabardina, de rodillas en el suelo y siendo apaleado en una manifestación pacífica cimentó para siempre su estatura como símbolo de la lucha por la igualdad de derechos. Tenía 25 años.

John Lewis era hijo de aparceros de Alabama. Creció en la granja en la que trabajaban sus padres en los años 40, en el sur de las leyes Jim Crow, en el que la separación física de negros y blancos y la opresión de los descendientes de los esclavos se hacía por ley. Fue al colegio segregado y no podía entrar en las bibliotecas públicas. A los 20 años, se involucró en el movimiento de los derechos civiles inspirado por el reverendo King, de quien llegaría a ser uno de los confidentes más cercanos. Lewis estuvo entre los primeros de los llamados freedom riders, activistas que se subían a los autobuses de línea segregados y se sentaban en los asientos de los blancos. Fue apaleado y arrestado decenas de veces. En 1963, ya era un reconocido líder nacional del movimiento y estuvo entre los organizadores de la marcha sobre Washington.

Lewis continuó trabajando en campañas por el registro de votantes y en los años 80 tuvo un puesto como concejal en Atlanta, Georgia. Ganó su escaño como congresista por el estado sureño en las elecciones de 1986 y lo mantuvo durante 17 legislaturas, hasta su muerte.

Nunca dejó de ser un activista. En los últimos años siguió participando en manifestaciones en contra del trato del Gobierno de Donald Trump a los inmigrantes en la frontera o en solidaridad con el movimiento Black Lives Matter, un movimiento del que en los últimos tiempos dijo que suponía un antes y un después en la lucha por la igualdad. “He estado metido en algún tipo de lucha toda mi vida, por la libertad, por la igualdad o por los derechos humanos básicos”, dijo cuando anunció que tenía cáncer y estaba al final de sus días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar