fbpx

“Este sistema es bueno, no caben alternativas”

El pensamiento único ha cercenado la capacidad de generar alternativas mentales que traspasen los modelos imperantes de sociedad eliminando, dentro de “lo posible”, cualquier otra forma de hacer las cosas.

Son varios los elementos que configuran esta apatía imaginativa: el aplastante dominio de los medios de comunicación en manos de las grandes corporaciones que imponen su relato, la configuración de un sistema educativo tendente a mantener un orden social injusto; la represión policial, el silencio o descrédito impuesto desde los medios de comunicación a cualquier aportación alternativa al sistema que padecemos, etc.

De ahí que, aun sabiendo que un modelo de crecimiento económico y de consumo como el actual no puede mantenerse, ya que los recursos naturales están llegando a sus límites del punto “sin retorno” y que tal modelo de crecimiento sólo deja beneficios a una parte mínima de la población mundial y castiga con la pobreza al resto, ello no termina de ser razón suficiente para aglutinar voluntades y forzar un cambio profundo del sistema.

Se tiene que asumir que hacer lo mismo nos lleva a lo mismo, y esto quiere decir que la solución no llegará por parte de quienes crearon el problema para beneficiarse de él. Que sólo una ciudadanía comprometida con su presente, participando de cada decisión política y convencida de que cualquier cambio es posible, puede generar nuevas formas de relación social. Ese es el reto.

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar