fbpx

Esta tecnología sostenible aumenta la producción agrícola hasta en un 100%

La agricultura vertical es el la producción agrícola en grandes cantidades de alimentos en edificios altos urbanos  o “rascacielos granjas”. Un edificio construido en la ciudad y diseñado para maximizar el rendimiento agrícola todo el año gracias a la iluminación artificial y técnicas avanzadas hidropónicas y aeropónicas de cultivo podría alimentar decenas de miles de personas o incluso millones en el futuro. Los consumidores de esta producción vivirían en el área circundante, para evitar costos de transporte y emisiones de carbón asociados con el transporte de alimentos.

Los países asiáticos, Japón en particular, fueron los primeros en invertir en la agricultura vertical. El desastre de Fukushima llevó la agricultura tradicional a sus límites. Hoy Japón hace funcionar más de 50 huertos urbanos indoor. La agricultura vertical indoor tiene sus ventajas sobre la tradicional porque no contamina los suelos, no se usan pesticidas, asegura una regularidad de producción, usa un 70-80% menos de agua, los cultivos no padecen las catástrofes meteorológicas y se pueden instalar granjas en cualquier parte del mundo.

La agricultura indoor, la agricultura vertical, acuaponía, granjas de agro-agricultura, etc  son capaces de conseguir un aumento de  producción entre el 40% y el 100%,  con menos agua, menos agroquímicos y menos necesidad de mano de obra, aunque más cualificada.

La hidroponía es un sistema no totalmente nuevo, pero que que se adapta a esta agricultura. Las raíces crecen en una ‘mousse’ colocada en una pequeña torre de plástico. Se cultiva verticalmente, para ganar espacio. La `mousse’ almacena el agua destilada y los nutrientes administrados gota a gota desde el techo. El agua usada se recicla en circuito cerrado, como una fuente. Una luz artificial recrea las condiciones de la luz natural. El proceso permite ahorrar en agua hasta un 80%, además de reducir también la superficie de cultivo, y no usar insecticidas. 

El mayor inconveniente es el gasto en electricidad. Sin embargo la energía solar y el almacenamiento en baterías hará que en pocos años este método de producción de alimentos sea más barato que producir de forma tradicional. 

A 20 km de Nueva York, se alberga la granja urbana ‘indoor’ más grande del mundo, AeroFarms. En menos de una hectárea de superficie de suelo se producen 1000 toneladas de verduras al año. Los cultivos están puestos verticalmente, en estanterías gigantes de 7 pisos. Un centenar de clientes locales—instituciones, restaurantes y supermercados—compran la producción, compuesto en su mayoría por lechugas.

La revolución de esta técnica nos acerca a la soberanía alimentaria. Podría producirse cuando los habitantes de las ciudades comprásemos o alquilásemos una parte de estas granjas y tuviéramos el abastecimiento de nuestras verduras garantizadas.

Acercar la producción al consumo, acercarnos a la independencia de las grandes multinacionales. Construiremos un mundo más justo, más sostenible, mejor. 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar