fbpx

Es necesario que hayan muchas más empresas de economía social para vivir en una sociedad mucho mejor

Al conjunto del sector que integran las ONG, las cooperativas y las sociedades laborales, las mutualidades, las empresas de inserción, etc las llamamos  economía social . Este tipo de empresas  están soportadas por un conjunto de principios tales como: la solidaridad, la complementariedad, la cooperación, la equidad, la igualdad, principios que le dan el molde perfecto en la construcción de un nuevo modelo productivo.

La empresa de Economía Social es un claro ejemplo donde la productividad y el progreso social son compatibles, de cómo la eficiencia empresarial puede convivir con la responsabilidad social. De cómo otra forma de hacer empresa es posible. La economía social es una búsqueda teórica y práctica de formas alternativas de hacer economía, basadas en la solidaridad, cooperación y trabajo.

La economía social tiene en cuenta consideraciones éticas, sociales y medioambientales y forman parte de su propia identidad. Los movimientos sociales asumen un planteamiento que es poco conocido a pesar de la trascendencia que tiene: Las empresas de la economía social cuya propiedad es de los trabajadores y de las entidades sociales sin ánimo de lucrativo son nuestro referente en el mundo económico, para nosotros, este sector debe crecer para que la sociedad sea cohesionada, más productiva, mejor.

Surge también el concepto y la práctica de la economía solidaria, que además de ofrecer algunos principios y nuevos enfoques alternativos frente al funcionamiento de la economía capitalista, propone iniciativas prácticas en todos los ámbitos del ciclo económico (financiación, producción, comercialización y consumo) colocando a las personas y, en general, a la sostenibilidad de la vida en el centro y como objetivo de su actividad. A la economía solidaria le interesan más lo objetivos y la práctica que la concreción jurídica de la empresa, porque desde el movimiento de la economía solidaria se plantean que muchas empresas cooperativas o sociedades laborales pueden alejarse de los principios de la economía solidaria, aunque estas empresas estén consideradas como empresas de economía social

Un primer impacto de una aplicación generalizada de la economía social y solidaria sería el reparto de la renta, la equidad social. Por eso, una economía con muchas más empresas pertenecientes a la economía social y solidaria será una sociedad más justa, más igualitaria, más justa e incluso más productiva, una sociedad y una economía mucho mejor.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar