fbpx

EPA: Se recupera el empleo, pero persisten los problemas de fondo

Como señalaban todos los indicadores de coyuntura, la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre del año refleja una importante recuperación del empleo, en coherencia con la experimentada por la actividad económica en este período, más intensa de lo que se esperaba hace tan solo unos meses. Este período es habitualmente favorable para el empleo, y en esta ocasión, pese a que la pandemia y sus dramáticos efectos continúan, coincide con un momento de mejora de las cifras sanitarias que propició la relajación de las medidas restrictivas adoptadas, que es lo que está determinando la evolución del mercado laboral desde febrero del pasado año. Sabemos ya que, en el tercer trimestre, la quinta ola del Covid está obligando a endurecer algunas restricciones, lo que puede traducirse en un nuevo freno al despegue, aunque parece que la situación estival puede limar este negativo impacto.

Lo cierto es que la creación de empleo se recupera a ritmo de crucero. El número de personas ocupadas se elevó en el trimestre en 354.800 personas (un 2,4%), el segundo mejor dato en un segundo trimestre, tras el logrado en 2018. En términos anuales el aumento es de 1.064.400 personas, lo que supone un 5,7% más que en el mismo trimestre del año anterior. Paralelamente, el número de personas desempleadas se ha reducido en el trimestre en 110.100 (un 3%), y en el último año en 175.900 (un 5,2%). La tasa de paro ha caído siete décimas, hasta el 15,26%.

Ambas cuestiones determinan que la población activa (la suma de personas con empleo y desempleadas) ha aumentado en el trimestre en 354.800, lo que supone el récord histórico de toda la serie, del mismo modo que hace un año la caída fue igualmente enorme (-1.060.300).

Conforme se han reducido las restricciones, buena parte de las personas que dejaron de considerarse activas por la Encuesta -porque no podían cumplir los criterios de búsqueda de empleo oficialmente establecidos- se han ido incorporando a la ocupación o a la situación efectiva de desempleo, saliendo del cómputo de inactivos. Por eso las personas inactivas en el trimestre se ha reducido en 349.100, y en el último año en 1.171.100. Es de aquí de donde se nutre esencialmente el aumento del empleo registrado. Pese a ello, sigue habiendo 913.900 personas en el trimestre que están disponibles para trabajar, pero que no han podido hacerlo, sobre todo por la situación determinada por la pandemia.

Fuente: Economistas Frente a la Crisis

Fuente de la imagen: EFC a partir de EPA (INE).

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar