fbpx

Entrevista con Alfredo Vela Zancada, profesional del mundo de la formación: «El teletrabajo va a cambiar el mundo»

Alfredo Vela Zancada es técnico en informática de Gestión, ha desarrollado su carrera profesional ligado al mundo de la formación empresarial en los ámbitos de TIC’s, informática, habilidades directivas y social media marketing. Ha dirigido diversas empresas de este ámbito, en la actualidad es socio-director de la empresas Social Media TIC’s and Training, empresa que dispone de 5 áreas: comunicación, formación, social media, marketing digital e infografías.


Ha impartido más de 40.000 horas de formación, más de 300 conferencias por toda la geografía española y mantiene varios blogs, uno en la revista Castilla y León Económica, otro en TIC’s y Formación, con más de 13 millones de visitas y un tercero llamado Infografiasencastellano.com. Autor de los libros “Cómo buscar trabajo con Redes Sociales (y sin ellas)” y “ElLibrodeTwitter“.
Ha realizado trabajos para Renault, Michelin, Consejo General del Poder Judicial, Consejo General de la Abogacía, Instituto Nacional de Empleo, Servicio Público de Empleo de Castilla y Leon, Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, Confederación Vallisoletana de Empresarios, Tierra de Sabor, Escuela de Organización Industrial (EOI), Universidad de Valladolid, Universidad de Jaén, Universidad de Burgos,  Universidad de Murcia, Universidad Europea Miguel de Cervantes, Escuela Europea de Marketing y Empresa, Unión General de Trabajadores

Hoy el Solidario se sienta con Alfredo Vela para realizarle una entrevista para que nos cuente más sobre él y su experiencia en el sector.

1.- Como sabes, El Solidario es un medio digital que da voz tanto a aquellas personas con menos recursos, como a las ONG´s, ¿Qué piensas sobre las ONG´s?

Las ONG’S realizan una gran labor, lo que ayuda a muchísimas personas permitiéndoles acceder a posibilidades que de otra forma no podrían tener.

En cuanto la necesidad de las mismas, considero preocupante que actualmente en una sociedad avanzada como la nuestra sigan siendo necesarias. Considero que se deberían emplear los medios públicos o privados que hicieran que las ONG’s no hicieran falta, aunque me temo que siempre van a ser necesarias.

Por otro lado, entre las muchas ONG’s que existen, noto cierta falta de coordinación entre sí. Además, habría que hablar de la percepción de falta de transparencia. No quiero decir con esto que las ONG’s no sean transparentes, sino que en muchas ocasiones la percepción que tienen los usuarios y las instituciones da la sensación de falta de transparencia. Deberían mejorar un poco dicho aspecto.

2.- ¿Qué opina sobre el emprendimiento en España con respecto a otros países de la UE?

En cuanto al emprendimiento en España, estamos por debajo de la media de la Unión Europea, alrededor de un 35% menos con respecto a otros países.

Considero que esto se debe a varios aspectos importantes.  

Por un lado es un aspecto cultural. Nos han educado para tener un empleo fijo y estable y no para ser emprendedores. Sin embargo, el empleo estable para toda la vida, por suerte o por desgracia, se lo ha llevado por delante la anterior crisis económica del 2008. Ello unido al avance en tecnología ha servido para darnos cuenta de que el «trabajo fijo en una misma empresa» ya no existe, con lo que nos hemos visto obligados a cambiar el «cheap», y estos cambios llevan mucho tiempo.

Os puedo contar que en los muchos talleres de inserción laboral de técnicas de búsqueda de empleo que imparto, cuando pregunto ¿ vosotros creéis que el sistema educativo español nos empuja a ser asalariados o emprendedores? El 100% de las respuestas, y hablamos de miles de personas, creen que nos empujan hacia ser asalariados.

Entonces algo estamos haciendo mal con el sistema educativo. Éste no tendría por qué implicarse en las decisiones que las personas toman, simplemente nos deberían formar en la rama educativa elegida, orientarnos hacia qué posiciones tiene el mercado en cuanto a emprendimiento, trabajo por cuenta ajena, trabajo en la administración y permitirnos elegir.

Por otro lado, cuando se le pregunta a los universitarios en distintas encuestas a qué se quieren dedicar, todos quieren un empleo en la administración pública o ser trabajadores de una multinacional.

Si miramos los ratios de permanencia de un trabajador en una empresa en la UE, en EEUU o en otros países, veo que la permanencia no va más allá de 5 o 6 años, y esto no sucede porque el empleado sea despedido, sino porque el trabajador quiere avanzar y crecer profesionalmente. Esa mentalidad aún no ha llegado a España y nos está costando bastante.

3.- ¿Qué consejo le daría a una persona que se disponga a emprender haciendo uso de las redes sociales?

En primer lugar, que estudie bien cómo se realiza el emprendimiento, en forma de freelance o autónomo, cómo montar una sociedad, etc.

El problema no es establecerse como emprendedor en el formato que sea elegido, lo que es complicado es «vender». El emprendedor tendrá que vender un producto o servicio que el mercado demande y hay que tener una campaña de comunicación o marketing para posicionarse en el mercado. Además en necesario que se haga un buen estudio de mercado previo para conocer la viabilidad del proyecto a emprender. Muchos emprendedores  empiezan a desarrollar la actividad con muchas líneas de ayuda y luego fracasan, de hecho en torno a 4 de cada 5 empresas que se crean desaparecen en los primeros 3 años.

Las redes sociales son simplemente un medio de comunicación y no un fin para emprender, a no ser que la persona se dedique a ser comunity manager, especialista en marketing orientado a redes sociales.

4.- Respecto a la situación generada por el COVID-19, ¿encuentra necesario un cambio metodológico en aquellos sistemas de trabajo exclusivamente presenciales?

Sin duda alguna, el COVID-19 ha acelerado el convertir muchos puestos de trabajo en el formato de «teletrabajo», pero también hemos visto que llevábamos muchos años diciendo que la transformación digital en la empresa estaba ya superada y nos hemos dado cuenta de que no es así en la mayor parte de los casos.

Los que han podido se han tenido que poner a teletrabajar por obligación, no porque las empresas lo hayan visto como una necesidad.

Por otra parte, en España siempre ha habido un exceso de presentismo, es decir, que se te vea en el puesto de trabajo sea el que sea. No se ha entendido aún que el teletrabajo es mucho más productivo, de hecho la mayoría de los estudios realizados en este sentido así lo corroboran.

Yo creo que el teletrabajo ha llegado para quedarse, al menos en aquellos puestos donde se pueda hacer, y que tanto administraciones, empresas y la legislación irán en esa dirección. Esto va a cambiar el mundo. Por ejemplo harán falta oficinas más pequeñas, con lo que el mercado del alquileres y venta de inmuebles va a sufrir, también la hostelería, por la reducción en la venta de menús a trabajadores. Todo esto habría que estudiarlo, pero sin duda creo que el teletrabajo llegó para quedarse.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar