fbpx

Entre la espada y la pared: el COVID-19 agrava el sufrimiento de millones de niños en Oriente Medio y África del Norte

UNICEF

El brote de COVID-19 (coronavirus) sigue propagándose por la región de Oriente Medio y norte de África, con más de 105.419 casos y 5.699 muertes asociadas. Irán ha registrado el mayor número de casos entre todos los países de la región: casi el 80%.

“Es la región del mundo con más niños que necesitan ayuda, debido a los conflictos y guerras activos. Tiene las tasas de desempleo entre los jóvenes más altas, mientras que casi la mitad de todos los niños viven en una situación de pobreza multidimensional, privados de servicios básicos como educación, vivienda, nutrición, atención médica, agua potable, saneamiento y acceso a la información”, ha explicado Ted Chaiban, director regional de UNICEF para Oriente Medio y África del Norte. “La combinación de falta de servicios básicos, años de conflicto, pobreza, privaciones y, ahora, COVID-19, está golpeando a los niños más vulnerables, haciendo que sus vidas hayan pasado de ser difíciles a convertirse, simplemente, en insoportables. Cuanto más dure todo esto, más profundo será el impacto, especialmente en los niños”.

En la región hay casi 25 millones de niños que necesitan ayuda, incluidos refugiados y desplazados internos. La mayoría de ellos fueron desarraigados debido a conflictos armados y guerras en Siria, Yemen, Sudán, el Estado de Palestina, Irak y Libia. La Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia Occidental (UNESCWA, por sus siglas en inglés) estima que durante este año se perderán 1,7 millones de empleos debido al cierre de la mayoría de las empresas, la suspensión de salarios y el confinamiento casi total. Se espera que esto aumente la pobreza en 8 millones de personas más en la región. UNICEF estima que es probable que la mitad de ellos sean niños. A menos que estén respaldados por los sistemas y programas nacionales de protección social, las familias no tendrán más remedio que recurrir al trabajo infantil, el matrimonio temprano y el abandono escolar para sobrevivir.

“Si bien tenemos la suerte de no estar registrando muchos casos entre niños, es evidente que la pandemia les está afectando de manera directa. Muchas familias en la región ya se están empobreciendo debido a la pérdida de empleos, especialmente aquellos que se pagan por día. Las familias luchan para llevar un plato de comida a la mesa debido a las medidas de contención. Y, más allá de eso, podemos decir con seguridad que todos los niños de la región se están viendo afectados psicológicamente como resultado del shock del confinamiento, de no ir a la escuela, no jugar ni hacer deporte al aire libre o no poder reunirse con sus amigos”, ha explicado Chaiban.

UNICEF está trabajando sin descanso con una amplia red de aliados en todos los países de la región para apoyar los esfuerzos para combatir el COVID-19. Mano a mano con ellos, UNICEF está llevando a cabo algunas de las operaciones humanitarias de más envergadura del mundo, incluyendo las de Siria y Yemen.

  • En toda la región, UNICEF está trabajando con aliados gubernamentales y no gubernamentales para alcanzar e involucrar a los niños, adolescentes, jóvenes y familias a través de información actualizada sobre prácticas para reducir los riesgos de contagio, mantener el buen estado mental, físico y emocional, la salud y el bienestar, y prevenir el estigma contra las personas infectadas. En las últimas semanas, hemos llegado a casi 22 millones de personas a través de la televisión, la radio y los periódicos, y a otros 7 millones a través de plataformas digitales.
  • A pesar del cierre de las fronteras y del espacio aéreo y la interrupción de los servicios aéreos a nivel mundial, UNICEF ha entregado hasta el momento casi 1,6 millones de unidades de suministros en toda la región, algunos adquiridos en el mercado local, para apoyar a las economías afectadas. Esto incluye la entrega a los ministerios de Salud y a los trabajadores sanitarios- en primera línea de la batalla contra el coronavirus- de suministros esenciales como mascarillas quirúrgicas, batas, guantes y gafas, kits de detección del COVID-19, productos de higiene, termómetros y capacitación de profesionales sanitarios para prevenir contagios.
  • UNICEF también está trabajando con aliados locales para mantener y reparar las redes de agua, los sistemas de bombeo e instalaciones fundamentales para proporcionar agua potable a las comunidades de toda la región y apoyar las prácticas de higiene. Además, UNICEF está proporcionando suministros de agua, saneamiento e higiene que incluyen agua potable, pastillas de jabón, jabón líquido, champú, detergentes, bidones, desinfectantes y geles para las manos.
  • Ahora mismo, alrededor de 110 millones de niños en la región están en casa y no en la escuela. UNICEF está apoyando el esfuerzo de los ministerios de Educación para mantener la continuidad de la enseñanza a través de programas de aprendizaje a distancia y de mecanismos y herramientas que permitan que los niños en edad escolar -especialmente los más vulnerables- sigan aprendiendo mediante contenidos educativos difundidos en radio, televisión, plataformas online y también materiales impresos.
  • Además, UNICEF está proporcionando herramientas para realizar actividades extracurriculares y recreativas a los padres y cuidadores que están en casa con sus hijos, para paliar en cierta medida el impacto psicológico del confinamiento.
  • Como parte del esfuerzo global para combatir lo que se ha convertido en una «info-demia” que ha dado lugar a noticias falsas e información inexacta, UNICEF está sumando a sus paquetes de ayuda humanitaria materiales divulgativos impresos, además de difundir esa información por radio y TV. También ha lanzado una campaña en redes sociales a gran escala con información en árabe y en otras lenguas locales.

Dentro del llamamiento global de UNICEF para su Acción Humanitaria para la Infancia, UNICEF en Oriente Medio y África del Norte hace hoy un llamamiento por valor de 92,4 millones de dólares (unos 85 millones de euros) para seguir apoyando la lucha contra el COVID-19 en toda la región.

Foto: UNICEF

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar