fbpx

«Enseñar y evaluar en una situación de desigualdad como la actual atacaría el derecho a la educación de una gran parte del alumnado»

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA) se muestra preocupada por el hecho de que prevalezcan los criterios estrictamente académicos frente al bienestar de los menores y sus familias.

Debido al confinamiento provocado por la pandemia del COVID-19, la enseñanza y evaluación de las materias de todos los cursos han pasado a darse telemáticamente. Sin embargo, existen alumnos que se ven afectados por la brecha digital, y al no tener internet u ordenadores les resulta imposible seguir con el curso. Al respecto, CEAPA lamenta que el Consejo Escolar del Estado les «haya dado la espalda» al no tenerlos en cuenta, y exige soluciones para los estudiantes que se quedarán descolgados, pidiendo «medidas valientes» y «respuestas por parte de la administración que garanticen la equidad y eviten que nadie se quede atrás«.

«La imposibilidad de garantizar el derecho a la educación en igualdad de condiciones, debido a los diferentes accesos a las tareas telemáticas, diferencias socioeconómicas, personales o socioculturales hacen necesario tomar medidas excepcionales que den respuesta a la dura realidad que sufren muchos menores y sus familias estos días. Más allá del confinamiento, que también, o de la dificultad para conciliar teletrabajo con el cole en casa hay que tener en cuenta que muchos hogares han sido golpeados por el paro y lo que es peor aún, por esta terrible pandemia. Numerosos niños, niñas y adolescentes tienen que convivir con familiares contagiados o sufren la pérdida de sus seres queridos. En estas circunstancias, lo último deseable es añadir preocupaciones ligadas a los estudios», subraya la presidenta de CEAPA, Leticia Cardenal.

Por lo tanto, el colectivo considera que estas circunstancias «no son las idóneas para estimular el aprendizaje» y que es necesario «anteponer la salud mental de la población infantil y adolescente» al progreso académico. Ante la situación, CEAPA emplaza a la ministra de Educación, Isabel Celaá, a pronunciarse sobre dichas cuestiones, pues las familias «no podrían aceptar que finalmente se tomaran decisiones que pudieran vulnerar los derechos de los estudiantes».

Por otra parte, critican que en la última sesión del Consejo Escolar del Estado, se desestimaron las propuestas de CEAPA de no avanzar materia mientras dure el cierre de las aulas, aprovechar este período para profundizar en el repaso de los aprendizajes básicos o que los contenidos telemáticos no sean evaluables ni entren en Selectividad. Todo ello para tratar de paliar la brecha digital que sufren miles de estudiantes y evitar, de paso, la sobrecarga de tareas actual.

«Enseñar y evaluar en una situación de desigualdad como la actual atacaría el derecho a la educación de una gran parte del alumnado. Y sería, sencillamente, inaceptable», concluye el colectivo. 

Imagen: CEAPA

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar