fbpx

Elecciones vascas 2020: es tiempo de acción política

Cuando el Lehendakari Iñigo Urkullu decidió disolver el parlamento de Vitoria-Gasteiz y convocar elecciones para el 5 de abril, seguro que no se imaginaba lo que estaba por venir. Por aquel entonces ya empezábamos a escuchar noticias sobre el coronavirus en China y su posible expansión, pero no imaginábamos que esta pandemia alcanzaría semejantes dimensiones.

De un día para otro, nuestras vidas cambiaron de arriba a abajo y hemos vivido momentos terribles. La crisis ocasionada por la COVID-19 ha supuesto un gran golpe para la sociedad, pero también nos brinda la oportunidad de empezar a hacer las cosas de otra forma, poniendo la naturaleza y la vida de las personas en el centro. El próximo 12 de julio, las vascas y vascos tenemos una importante cita con las urnas para decidir quién va a guiar nuestro futuro hasta 2024.

En este sentido, la sociedad vasca tiene enormes retos por delante. La pandemia ocasionada por la COVID-19 se une a dos grandes desafíos de este siglo: la emergencia ecológica y la creciente desigualdad social. La ciencia nos dice que la próxima década es decisiva para actuar contra la crisis climática y de biodiversidad y los cuatro próximos años serán cruciales para tejer una respuesta y evitar consecuencias irreversibles. La situación exige que, en un tiempo récord, se reviertan los efectos de décadas de excesos. 

Por esto esta próxima legislatura es decisiva para evitar consecuencias irreversibles del cambio climático y la pérdida de biodiversidad en el País Vasco. En la crisis ecológica, social y sanitaria actual podemos enfocar las soluciones como una oportunidad para apostar por una economía verde y solidaria. La transición hacia otro modelo productivo y de consumo es más urgente y necesaria que nunca. El presente y futuro de la sociedad vasca estará en gran medida en manos de las personas que salgan elegidas el próximo 12 de julio. Es tiempo de acción política. Es hora de votar por nuestra salud y la del planeta.

Ante esto, desde Greenpeace hemos desarrollado un documento en el que se plantean una serie de medidas para poner en marcha una transformación del sistema en clave verde y social. El documento está compuesto por una selección de 20 medidas prioritarias que no deberían faltar en ningún programa electoral que pretenda dar respuesta a la crisis ecológica y social en la que estamos inmersos, así como un apartado más amplio con todas las medidas propuestas desde nuestra organización.

Estas deberían ser las máximas prioridades de cara a las próximas elecciones vascas:

  • Cambio de modelo energético. Promover una transición energética justa que asegure cumplir con el objetivo de emisiones cero netas para 2040.
  • Alimentación sana y sostenible. Fomentar la soberanía alimentaria basada en la agroecología y en la “dieta de salud planetaria” y apostar decididamente por la pesca artesanal.
  • La biodiversidad como tabla de salvación. Garantizar una gestión y ordenación de recursos y del territorio que ponga en el centro la protección de la biodiversidad y los ecosistemas de Euskadi.
  • Reinventar nuestras ciudades. Alcanzar políticas de economía circular y de residuo cero a través de una remodelación del modelo de producción y consumo y garantizar la implantación de un modelo de transporte limpio.
  • Fiscalidad justa y verde. Poner en marcha una reforma fiscal que incentive la transición ecológica y reduzca las desigualdades sociales, garantizando por ley el derecho al acceso a los suministros básicos de todas las personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar