fbpx

El terrorismo “tipo Ku Klux Klan” sigue creciendo en Murcía, la región con más apoyo para la Ultraderecha

La señal racista de Vox se deja ver en los territorios en los que ha ganado influencia electoral y social. 

Murcia lleva unos meses sufriendo ataques terroristas de la extrema derecha. Primero fue la sede de Podemos, que sufrió la explosión de una bomba, después el asesinato de un marroquí a manos de un ex militar facista que le disparó. Ahora son ataques a mezquitas. 

En concreto se ha producido el cuarto ataque racista en la Región de Murcia en menos de un mes. Esta vez ha sido en la mezquita de la localidad de Cabezo de Torres. Los fieles que han acudido a la llamada al primer rezo de la mañana, a las cinco de la madrugada, se han encontrado con una cabeza de cochino atravesada por un cuchillo, pintadas en las paredes. 

La presidenta de la Asociación de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes se muestra «asombrada» por la creciente escalada de episodios racistas en la comunidad: «Se trata de grupos aislados», que vincula con la ultraderecha y los discursos de Vox.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar