fbpx

El régimen fiscal de las empresas de Economía Social y Solidaria

La Red Española de Entidades por el Empleo «Red Araña», sigue en marcha con el Proyecto YoEmprendo en Economía Social 2.0 Sur en Gran Canaria, con la financiación del Fondo Social Europeo y la colaboración de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES).

En el artículo de hoy se va a profundizar en el régimen fiscal de las empresas de Economía Social y Solidaria.

Las obligaciones fiscales en las empresas de Economía Social, con carácter general, se determinan en los siguientes impuestos:
Impuesto sobre sociedades, es un impuesto de carácter directo y específico. Se encuentra regulado en el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo. Este impuesto grava la renta de las sociedades y demás entidades jurídicas no sometidas al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Para determinar el rendimiento debemos tomar el resultado contable de la empresa y aplicarle una serie de parámetros que vienen recogidos en la ley, tales como deducciones, bonificaciones, amortizaciones, pago de intereses, etc., que restarán, en función de lo que la normativa determine, una parte del total inicial. Es decir, con carácter general se tributa por los rendimientos obtenidos, restando los gastos originados. En el Impuesto sobre Sociedades es muy importante conocer el tipo de gravamen que se tiene que aplicar, y que va a depender en gran medida de la forma jurídica que adopte la sociedad. Los tipos de gravamen más comunes son:

  • El tipo de gravamen del 35% es el utilizado con carácter general, aunque existen bonificaciones e incentivos fiscales (empresas
    de reducida dimensión) contemplados en la ley que, dependiendo de la cifra de negocios alcanzada, pueden reducir este tipo de gravamen.
  • Tributarán al 25% las sociedades de garantía recíproca, los colegios profesionales, etc.
  • Tributarán al 20% las Sociedades Cooperativas por los resultados cooperativos.

Impuesto sobre el Valor Añadido y las entidades de Economía Social. En el Impuesto sobre el Valor Añadido, las entidades de Economía Social no presentan ninguna particularidad destacable, debiendo acogerse al Régimen general de este impuesto. Esta situación es lógica en este impuesto, dado que uno de sus fundamentos se basa en el principio de neutralidad, correspondiendo al consumidor final el soportar este tributo indirecto.

Los sujetos pasivos, que en este caso serán personas jurídicas en todo caso, actúan como recaudadoras de Hacienda, pudiendo a su vez recuperar los importes satisfechos como IVA soportado en los gastos efectuados para llevar a cabo su actividad empresarial.

La única diferenciación se encuentra en lo que respecta a los servicios prestados por las Cooperativas agrarias a sus personas socias a las que cabe aplicar el tipo del 7%, sea cual sea el tipo de servicio que le presta la Cooperativa a su persona socia, lo cual debe ser entendido como un beneficio fiscal que persigue abaratar para el socio/a de este tipo de entidades la adquisición de servicios de la Cooperativa.

Si quieres formar parte de este precioso proyecto, ponte en contacto con:

  • 633181604
  • economisocial2.0gc@gmail.com

Recuerden que «las oportunidades grandes nacen de haber sabido aprovechar las pequeñas»

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar