fbpx

El próximo virus ya está en el mercado de animales

Autor: Melanie Melián

Es un tanto difícil pensar en estos momentos de emergencia sanitaria global, que sea la última que tengamos, o al menos para la cual ya no nos coja tan desprevenidos/as. Lo cierto es que ante el Covid-19 deberíamos empezar a plantearnos muchas cosas, no solo como nos relacionamos con el entorno (que nadie se olvide que seguimos inmersos en la lucha del cambio climático), sino con los animales.

¿Cuántas enfermedades se han venido transmitiendo por los animales a lo largo del tiempo por su consumo, uso como medicina tradicional o por tener un animal exótico de compañía?, tengo la respuesta y lo cierto es que antes de esta gran pandemia no tenemos que irnos muy lejos para buscar otro referente.

En el 2004 tocó a nuestra puerta, metafóricamente hablando, el anterior Coronavirus, el llamado SARS “El Síndrome Respiratorio Agudo Grave”, al cual, analizando los hechos actuales, no le hicimos el caso que deberíamos y quizás no estaríamos en el punto actual.

El SARS, tuvo un origen muy similar al COVID-19, ya que se produjo en los mercados de venta de animales en China. Este tipo de comercio en Oriente es muy habitual, tienen una cultura orientada hacia el consumo de animales salvajes y también sobre la medicina tradicional.

El personal facultativo que realiza su labor en el sector público son conocedores de los datos sobre las nuevas enfermedades producidas por los animales desde hace ya un largo periodo de tiempo y los riesgos que conllevan que este tipo de mercados sigan abiertos. Se esperaba que, tras el brote del 2004, China hubiera tomado medidas al respecto; cerrarlos de forma permanente por el bien de la salud, no solo de la ciudadanía china, sino de la población global.

Ante las consecuencias que se están dejando ver por elCoronavirus actual, podemos decir que están habiendo algunas buenas noticias, sobre todo en lo referente a la transmisión de este tipo de enfermedades, y es que China,con el fin de evitar la aparición de otras enfermedades zoonosis, ha cerrado finalmente, los mercados de animales salvajes y su consumición. Por otro lado, aún queda el gran reto de prohibir por parte del gobierno chino el uso de animales salvajes vivos para la medicina tradicional.

Todas estas decisiones tomadas y no tomadas deberían ser llevadas a cabo pensando en que la repercusión es a gran escala, ya que, si no es así, nos veremos inmersos en posibles futuras pandemias mundiales, como en la que estamos viviendo en estos momentos.

Como decía el filósofo Bauman con su triada “individuo-sociedad-especie”, los seres humanos hemos sido capaces de construirnos como individuos/as y a su vez crear sociedad en las que vivir, pero todavía se nos sigue presentando el gran reto, el de sentirnos como una única especie. Quizás no esté tan desacertado decir que esta puede ser la oportunidad para ello. 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar