fbpx

El profesorado se muestra preocupado ante las condiciones propuestas para el inicio del próximo curso

“El Ministerio está ignorando la voz del profesorado, pieza fundamental para asegurar la vuelta a la nueva normalidad educativa. Conllevará un ejercicio de organización importante, pero también de medios para el alumnado (tabletas, ordenadores…) y de formación para el profesorado”, ha alertado Pedro Crespo, presidente de ANPE Canarias, sindicato independiente al servicio de la enseñanza pública.

Teniendo en cuenta el panorama que se presenta para el comienzo del curso escolar previsto para septiembre, la ministra de Educación, Isabel Celaá, indicaba hace unos días que aún no se ha acordado una fecha concreta para retomar la actividad de cara al curso 2020/2021, ya que cada comunidad fija su calendario contando con el periodo mínimo de 175 días de escolarización obligatoria. Además, puntualizó, “si no hay vacuna, los colegios tendrán la mitad del alumnado en las aulas”, con el fin de preservar el distanciamiento social y las medidas de seguridad imprescindibles para evitar contagios por el SARS-CoV-2.

Esto, en principio, vendría a significar la división en el alumnado: la mitad en enseñanza presencial y la otra mitad online.

Al respecto, Pedro Crespo ha reclamado a la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias que el retorno a las aulas conlleve  todas las medidas de seguridad y que se tenga en cuenta que la docencia online nunca podrá sustituir a la presencial “No debemos apresurarnos a tomar medidas que pueden hacernos retroceder. Toda la sociedad canaria y española ha cumplido ejemplarmente el confinamiento, pero cualquier paso en falso puede hacer que volvamos a la casilla de salida. Hoy por hoy es un riesgo que los maestros de Infantil vuelvan a las aulas, como ha sugerido la ministra, dado que es con este alumnado con el que previsiblemente habrá más problemas para mantener las medidas de prevención que aconsejan las autoridades sanitarias. Igualmente, los docentes de edad avanzada o con enfermedades respiratorias o diabetes no deben exponerse al riesgo de contraer el virus dada su especial vulnerabilidad”.

La idea de la Consejería es adoptar el modelo anunciado por la ministra, que supone implantar modelos rotatorios de asistencia a clase que se combinarían con la docencia online.

 ANPE Canarias ha planteado que no se debe obligar a ningún profesional a estar físicamente en su centro si forma parte de algún colectivo de riesgo y ha instado a negociar el modelo semipresencial previsto para el próximo curso.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar