fbpx

El Gobierno quiere aplicar los impuestos que la Iglesia no paga por los privilegios que llevan muchos años disfrutando

La Iglesia en España tiene unos privilegios que se asientan en raíces históricas  vinculadas al franquismo que protegió a la estructura eclesiástica y a su vez la casta de obispos defendía las bases ideológicas del régimen franquista. En la democracia los gobiernos progresistas han ido progresivamente retirando alguno de los privilegios de los obispos, pero todavía quedan alguno de esos privilegios, por ejemplo, las inmatriculaciones o la fiscalidad privilegiada de las propiedades eclesiásticas. Ahora, el Gobierno de izquierdas de España plantea una nueva fiscalidad de la Iglesia, y  revisar aquellas inmatriculaciones que pudieran resultar conflictivas o con visos de ilegalidad. 

Los obispos dicen que están dispuestos a negociar, aunque desde las televisiones y radios de la Iglesia se está criticando de forma feroz y poco veraz, muy ideológicamente pegada a los planteamientos de la derecha. Por eso, aunque digan que se quiere negociar por parte de la Conferencia Episcopal, no está claro el resultado de la negociación con  el Ejecutivo. Ha habido una ‘fructífera’ reunión que mantuvieron la semana pasada, durante más de dos horas, el cardenal Omella y la vicepresidenta Carmen Calvo. Es verdad que la nueva dirección de la Iglesia española mucho más cercana a los planteamientos del actual papa, facilita la negociación, ya que la anterior cúpula de la Iglesia era muy radical en la defensa de los planteamientos más conservadores y reaccionarios y con vinculaciones con el PP y grupos de de derechas. 

Después de la primera reunión entre los máximos responsables se ha manifestado la voluntad de diálogo por ambas partes, que han pasado en pocos meses del silencio y el malestar tras la polémica por la exhumación de Franco a la cordialidad de las reuniones tanto con el nuevo representante papal, Bernardito Auza como, especialmente, con Juan José Omella ya que  este  presidente del Episcopado desea mantener una relación fluida y «tender puentes» con las administraciones.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar