fbpx

El Gobierno plantea la utilización de pisos vacíos de la Sareb como viviendas para solicitantes de asilo

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad y Migraciones negociará con la Sareb, el llamado «banco malo», la cesión de pisos vacíos para recibir a demandantes de protección internacional. Esta medida está dirigida a reforzar el sistema de acogida de solicitantes de asilo, ya que en la actualidad no hay plazas suficientes. Esto obliga a muchos solicitantes de asilo a dormir en la calle.

Durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados este jueves, Escrivá ha afirmado que ya ha empezado el diálogo con la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) sobre la posibilidad de que cedan al Gobierno pisos vacíos en usufructo para que puedan ser incluidos en los sistemas de atención humanitaria a solicitantes de asilo y migrantes en situación irregular.

Escrivá ha explicado que la Sareb «tiene un conjunto de activos inmobiliarios en desuso que, en concepto de usufructo, podrían cedérnoslos». Además, Escrivá ha afirmado que «hay posibilidades con esos edificios que nunca tendrán el uso que potencialmente tenían: aquí existe una posibilidad alternativa».

El Gobierno también ha estudiado otras medidas para aumentar el número de plazas de la red de acogida, que se encuentra al 100% de ocupación. La transformación de edificios públicos vacíos en centros de acogida para migrantes o solicitantes de asilo es una de ellas. «La clave es utilizar el conjunto de infraestructuras públicas que han entrado en desuso y pueden reconvertirse con un coste limitado hacia la acogida», ha afirmado Escrivá.

El Ministerio también tiene intención de realizar cambios en la Ley de Extranjería para mejorar las vías de acceso legal a España. Flexibilizar el acceso al mercado laboral de las personas migrantes es uno de los objetivos que se buscan desde el Gobierno.

Escrivá ha descrito el sistema de autorizaciones de residencia existente en España como «complejo y disperso». También ha afirmado que su sistema de atención al público es anticuado, y que se caracteriza por una gran «burocracia» y «rigidez».

El Gobierno pretende también realizar una «reforma integral» del catálogo de ocupaciones de difícil cobertura. De esta manera, se quiere fomentar la tramitación de autorizaciones para residir y trabajar en España desde sus países de origen a trabajadores extranjeros para ocupar plazas vacantes que son difíciles de cubrir en el territorio español.

Foto: Víctor Sainz

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar