fbpx

Interior deportará a los 600 tunecinos del CETI de Melilla que están en huelga de hambre

El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla cuenta con la presencia de 600 inmigrantes tunecinos. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, anunció este lunes que los migrantes tienen el expediente de expulsión concluido y que están trabajando con Túnez para proceder a la repatriación de estas personas “lo antes posible”. 

Los tunecinos comenzaron una huelga de hambre el pasado lunes para reivindicar su traslado a la Península. Uno de ellos, el caso más extremo, se ha cosido los labios con hilos para puntos de heridas para evitar ingerir comidas ni bebidas. 

La protesta comenzó con una sentada en el interior del patio de la instalación, donde se podía leer en una pancarta: “Tenemos derechos CETI”. Además, ocuparon la zona por la que pasan los vehículos dentro de estas dependencias. Al poco tiempo aparecieron las fuerzas de seguridad dotadas con cascos y escudos, y formaron una ‘barrera’ en la puerta. Pero su intervención no fue necesaria porque la protesta era “pacífica”.

Los tunecinos insisten en que mantendrán la huelga de hambre hasta que sea aceptada su petición de traslado a la Península. “Llevamos más de un año en Melilla. Hay que gente que con menos tiempo ya ha salido”, lamentan. El grupo al que se refieren fue seleccionado para abandonar el CETI por pertenecer a ‘colectivos vulnerables’, en su mayoría familias de África subsahariana, Asia y Oriente Medio. 

Foto: EFE

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar