fbpx

El Gobierno aprueba el ingreso mínimo vital para 850.000 familias en riesgo de pobreza

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un ingreso mínimo vital estatal, que pretende beneficiar a 850.000 hogares que se encuentran en riesgo de pobreza. Esta renta se podrá solicitar a partir de junio y la cantidad mínima a recibir será de 461,5 euros mensuales para los hogares compuestos por una persona. La cantidad máxima la recibirán las familias más numerosas y con niños a cargo, y alcanzará unos mil euros.

Esta ingreso mínimo vital ha sido anunciado en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros por el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y la ministra portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero.

Pablo Iglesias ha afirmado que este medida es «el mayor avance en derechos sociales» en la democracia española desde que se aprobara la Ley de Dependencia en 2006. «No hay libertad si una sola persona tiene que dedicar toda su energía en sobrevivir y no en vivir. No hay libertad si no llega a fin de mes», ha declarado Iglesias. El vicepresidente segundo ha destacado además que el ingreso mínimo vital no es un éxito del Gobierno de coalición «sino de las personas anónimas que han trabajado todos estos años para que el ingreso mínimo vital sea posible», con un recuerdo especial al tercer sector y el personal de los servicios sociales.

El ministro José Luis Escrivá ha explicado que la renta estatal busca redistribuir rentas, centrándose en la reducción de la pobreza extrema, y permitir la inclusión social de sus beneficiarios. «Tendremos éxito si somos capaces de que estos hogares puedan transicionar a un estado mejor en la sociedad», ha destacado el ministro. Además, ha recordado que la ayuda económica estará ligada a itinerarios de inclusión para mejorar la situación de las personas que perciban esta ayuda, ya sea a nivel laboral o social.

En las Comunidades Autónomas ya existían rentas mínimas pero esta ayuda es una medida histórica, ya que no había un mínimo de ingresos garantizado por el Estado, como sí ocurre en otros países de Europa. «Todos los países de la eurozona tienen sistemas de rentas mínimas estatales, muchos de ellos compatibles con el empleo», recuerda Olga Cantó, economista y una de las mayores expertas en España sobre pobreza y desigualdad.

El íngreso mínimo vital se compatibilizará con las ayudas que ya existen en las Comunidades Autónomas. Además, las personas que encuentren empleo podrán compatibilizar de manera temporal ambos ingresos, recibiendo parte del ingreso mínimo durante un tiempo. Con esto se pretende que no se desincentive la inserción laboral debido al cobro de la ayuda.

Esta ayuda protegerá en especial a las familias con niños y a los hogares monoparentales. El 43% de los hogares formados por un sólo adulto progenitor con menores a cargo viven por debajo del umbral de la pobreza en España.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar