fbpx

El futuro del turismo, las migraciones y los viajes en la era COVID19

Foto de portada: ciudadanos egipcios hacen cola en el aeropuerto internacional antes de embarcar en vuelo de repatriación al Cairo el 5 de mayo Fotografía: Yasser Al-Zayyat/AFP via Getty Images

Según un estudio del Pew research nuestra sociedad global se ha paralizado. En este abril pasado, más del 90% de la población mundial 7.778 millones de personas, vivían en países con restricciones de viaje debidas al coronavirus.

El ecosistema turístico también ha sido uno de los más afectados por las fuertes restricciones sobre el movimiento y los viajes impuestas a raíz del brote de coronavirus. La Organización Mundial del Turismo (OMT) prevé una reducción del 60% al 80% en las llegadas internacionales, lo que representa pérdidas de entre 840 y 1.100 millones de euros en ingresos de exportación en todo el mundo. En Europa, el verano es una temporada crucial para el turismo: durante una temporada de verano promedio (junio-agosto), los residentes de la UE realizan 385 millones de viajes de turismo y gastan € 190 mil millones.

 Ahora que algunos países europeos empiezan a ensayar un tímido desconfinamiento por fases, frente al temor de rebrotes del contagio como estamos viendo en Corea del Sur, Singapur y hasta Alemania, se plantea la pregunta de como reabrir aeropuertos, puertos y estaciones de trenes. Hay por ahora muy poco apetito por una reapertura rápida.

Pasajeros caminan hacia la terminal de United Airlines en el Aeropuerto Intercontinental George Bush de Houston, Texas Fotografía: Justin Sullivan/Getty Images

La profesora Lindsay Miller de la American University Washington College of Law sostiene que «Los viajes y la inmigración, por trabajo, estudio, solicitud de asilo, se verán interrumpidos mucho más tiempo que nuestras vidas diarias, de una manera sin precedentes en nuestras vidas».

Los países que han tenido más éxito en el control de la enfermedad, al menos por ahora, están explorando formas de abrir una “burbuja” limitada para que sus ciudadanía pueda recuperar ciertos hábitos a las hora de viajar.

Los primeros en discutir la idea fueron Nueva Zelanda y Australia. En su segunda reunión por teleconferencia el jueves 7 de mayo, los líderes de Austria, Grecia, Israel, Noruega, Dinamarca, la República Checa, Singapur, Australia y Nueva Zelanda acordaron que a medida que cada uno comience a aliviar las restricciones, podrían capitalizar las bajas tasas de infección creando turismo: zonas seguras. Nueve países dispersos por todo el mundo, pero unidos en un exitoso manejo de la pandemia, también están buscando activamente formas de establecer burbujas o corredores de viaje, ampliando una alianza poco probable. 

Frente a ello Israel, Grecia y Chipre, naciones que dependen del turismo, ya están discutiendo la idea en el Mediterráneo oriental y esperan abrirse parcialmente a partir de julio. 

Y más allá de estas burbujas, es probable que los viajes se vean severamente restringidos ya sea por prohibiciones directas o por reglas de cuarentena. El Reino Unido, un rezagado en cuanto a la cuarentena según los estándares internacionales, delineó sus propios planes el fin de semana pasado.

El período de incubación de la enfermedad significa que la mayoría de los países requieren un aislamiento de dos semanas a la llegada. Si eso se aplica tanto en los países de salida como en los de destino, significaría un mes bajo bloqueo en total, para que los viajeros pasen cualquier tiempo trabajando o descansando en otro lugar, poniendo fin a la mayoría de los viajes de negocios y turismo. Estos cierres parciales o totales, si bien protegen la salud pública como demanda la OMS, tienen un costo económico enorme para los países que dependen del turismo.

Pasajeros guardando la distancia social en el bus-lanzadera en el Aeropuerto de Zagreb Fotografía: Xinhua/REX/Shutterstock

Sin embargo, incluso la reapertura parcial y controlada de viajes conlleva riesgos. El largo período de incubación de la enfermedad significa que la información más actualizada sobre las infecciones actuales aún puede perder los últimos grupos; los países que parecen libres de enfermedades pueden estar amamantando infecciones frescas no detectadas.

Alex Phelan, profesor del Centro de la Universidad de Georgetown para la Salud, Ciencia y Seguridad Global sostienen «Mi preocupación es que las prohibiciones de viaje se conviertan en una distracción de la gestión adecuada de la transmisión local, eso es lo que sucedió en los EE. UU. Donde podríamos haber tenido una política de ‘rastreo de prueba, aislamiento’, y el foco estaba en las prohibiciones de viaje». «Como se demostró, si vas a poner prohibiciones contra países, siempre estarás actuando sobre datos que están desactualizados».

«Teníamos más de 4 mil millones de pasajeros aéreos en todo el mundo antes del cierre», dijo Monika Büscher, profesora de sociología en la Universidad de Lancaster, cuyo trabajo de investigación incluye la descarbonización del transporte. «Ahora todos los viajeros de negocios están aprendiendo a hacer zoom, y los analistas de negocios sugieren que del 25% al ​​30% de la fuerza laboral lo hará (permanentemente) para 2021».

Los viajes internacionales masivos solo surgieron hace un par de décadas; Es posible que los hábitos cambien dramáticamente de nuevo. «Es fácil olvidar que recién a principios de siglo empezaron a surgir niveles de viaje que ahora aceptamos como normales», dijo. «Entonces, un reinicio que cambia nuestra presunción en torno a los viajes no es tan radical como podría parecer».

Europa alberga un vibrante ecosistema turístico. Los viajes, el transporte, el alojamiento, la alimentación, la recreación o la cultura contribuyen a casi el 10% del PIB de la UE y proporcionan una fuente clave de empleo e ingresos en numerosas regiones europeas entre ellas Canarias destacadamente con un 35% de su PIB proveniente del turismo y con un 40% del empleo directo. 267 millones de europeos (el 62% de la población) realizan al menos un viaje de ocio privado por año y el 78% de los europeos pasan sus vacaciones en su país de origen u otro país de la UE.

Turistas ante el Coliseum en Roma. Fotografía: Massimo Percossi/EPA

La Comisión Europea ha instado a levantar las prohibiciones al turismo de forma gradual, sin cuarentenas ni pasaporte sanitario y ha lanzado una serie de recomendaciones este miércoles 13 de mayo, para la desescalada en viajes en la UE, en la que reclama a los Estados miembros que actúen sobre la base de los tres criterios siguientes: el epidemiológico según las orientaciones del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC); la capacidad para aplicar las medidas de contención durante todo el viaje, también en los pasos fronterizos. Y consideraciones económicas y sociales, dando prioridad inicialmente a la circulación transfronteriza en ámbitos clave de la actividad, e incluyendo motivos personales.

La Comisión pidio reanudar con seguridad los servicios turísticos que establece un marco común con criterios para reanudar de forma segura y progresiva las actividades turísticas y desarrollar protocolos sanitarios para hoteles y otros tipos de alojamientos, con el fin de proteger la salud tanto de los clientes como de los empleados. 

Entre estos criterios figuran las pruebas epidemiológicas, la existencia de capacidad suficiente en el sistema sanitario para la población local y los turistas, la vigilancia firme, la capacidad de control y de realizar pruebas, y el rastreo de contactos

Aeropuerto de Gran Canaria

Las islas Canarias han sido seleccionadas por la Organización Mundial del Turismo (OMT), como la primera región en poner en marcha una medida experimental, el pasaporte sanitario frente al COVID19. Este instrumento establece toda una serie de controles a los viajeros, previos y durante el vuelo a las islas para descartar contagios. El Gobierno de Canarias intenta poner en valor el bajo nivel de contagios y victimas que ha habido en las islas, para vender la “seguridad” del territorio.

La patronal del sector turistico demanda un pasaporte sanitario para reactivar el turismo y cree que la mayoría de las entradas turísticas este verano vendrán del turismo nacional.  Para saber que ocurrirá con la temporada alta en las islas a partir de noviembre de 2020, habrá que esperar a si las temidas segundas y terceras oleadas de la pandemia se desatan y cuanto tarde en estar disponible la vacuna. La de verano como en todo el resto del país, se presenta  casi imposible y no comenzará antes de julio. 

Fuentes:

https://www.theguardian.com/world/2020/may/12/what-is-the-future-for-travel-and-immigration-in-age-of-covid-19

Autoras del artículo: Helena Smith y Emma Graham-Harrison

Hugo De Armas Estevez

Llevo mas de 20 años como activista ecologista y a lo largo de todos estos años he seguido una máxima: intentar ser coherente en la medida de mis posibilidades. Estudie Economicas en la Universidad de La Laguna y dirección y administración de empresas en la Carlos III aunque no acabe mis estudios. Ahora mismo estoy en tercero de Políticas en la UNED y me preparo para hacer un master en movilidad sostenible. No sé a dónde me llevará la vida, pero sé como quiero vivirla. Y cada día intento ser un poco mejor, y recordar las palabras de mi querido y añorado Maestro Jose Luis Sampedro: "el subdesarrollo humano es el más importante de lo que tenemos que afrontar en nuestra vida; el económico o el social son muy importantes; pero el humano es primordial, descubrir quienes somos y que nos hace felices y como podemos aportar a la sociedad"

2 comentarios en “El futuro del turismo, las migraciones y los viajes en la era COVID19

  • el mayo 15, 2020 a las 10:53 am
    Permalink

    Todas las declaraciones de gente experta en salud -la Organización Mundial del Turismo no sabe nada de salud- rechazan la validez de un supuesto pasaporte sanitario, para prevenir la propagación del coronavirus. El rápido contagio y el periodo de incubación, más la alta proporción de personas asintomáticas, pero propagadoras del virus, y la dilación en conocer los resultados del test PCR, (una media de 36 horas) hacen materialmente imposible que ese pasaporte garantice que la o el titular no sufra la covid-19 y pueda contagiar. Como dice la profesora Wiley, citada por Helena Smith y Emma Graham-Harrison, autoras de gran parte de este artículo, aunque no se les mencione, más allá del crédito del medio fuente, «territorios como Hawai o Nueva Zelanda, alejados y dependientes del turismo, deben ir pensando en reestructurar dramáticamente su economía para que no dependa del turismo interestatal o internacional». Y eso es milimétricamente aplicable al caso de Canarias.

    Respuesta
    • el mayo 15, 2020 a las 12:00 pm
      Permalink

      Estimado Chema Tante gracias por tu comentario y tu interés en este tema. Muy de acuerdo en lo que dices pero como yo no soy un experto en el tema, me remito a dar las diferentes versiones que he encontrado en al menos 4 fuentes distintas (revise está publicación por 2 días porque había muchos datos contradictorios). Y en este momento hay muchas opiniones, y sí las más estrictas en salud pública no le dan validez al Pasaporte Sanitario (por razones que pueden ser las que tu apuntas, yo no soy epidemiología y no voy a entrar en ellas; si tú las conoces estupendo). La patronal lo ha pedido y el mismo gobierno de Canarias, por boca de su consejera, ha celebrado que Canarias sea la primera región en iniciar un proceso de pasaporte sanitario auspiciado por la OMT. Eso fue hace 6 días; a estas alturas y tal como cambian las cosas, quizás digan ya otra cosa. La Comisión Europea en sus recomendaciones de viajes ni siquiera pide el pasaporte sanitario y pide reabrir territorios paulatinamente. Y si zonas como Canarias, Hawai, azores, Madeira, Creta y un largo etcetera, en general todos los territorios insulares dependientes en más de un 25-30% de su PIB del turismo, van a sufrir una cambio drástico de su economía en los próximos años. Pero aún es muy pronto para saber como va a ser y si habría una vuelta a la mal llamada normalidad o no, si hay vacuna en horizonte cercano (menos de un año y disponible para la mayoría de la población) Un saludo y gracias por leerme y seguir al Solidario. PD Gracias por recordarme que no puse a las autoras del artículo de The Guardian, normalmente lo hago, pero por un problema en el servidor cuando publicaba, me obligo a cambiar el texto y se me olvido ponerlo en el nuevo. Gran trabajo de ambas desde luego.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar