fbpx

El esperado discurso de Felipe VI

Después de un año lleno de polémicas para la familia real, el rey de España ha preferido pasar haciendo mutis sobre las posibles explicaciones sobre el rey emérito, que como sabemos se ha refugiado en otro continente eludiendo todo tipo de medidas. En lo que si se ha centrado ha sido en lo evidente, la pandemia y la crisis, haciendo especial hincapié en el espíritu renovador y llamando a la ciudadanía a velar por los principios éticos que nos obligan a todos sin excepciones y que están por encima de consideraciones personales o familiares.

El tema ausente ha sido la corrupción de rey Juan Carlos y su salida de escena. Y teniendo especial relevancia para muchos españoles ya que ocultó al fisco millonarias sumas de dinero de dudosa procedencia durante todo su reinado.

Felipe, intentando dejar caer algunos matices en relación a esto anterior estuvo dando coletazos sobre la importancia del cumplimientos de las normas y de preservar los valores éticos. «Los principios morales y éticos que los ciudadanos reclaman de nuestras conductas», ha dicho, «nos obligan a todos sin excepciones». «Están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales y familiares«,

Además el monarca ha señalado que España no puede permitirse una generación perdida, especialmente la de jóvenes, ya que los datos siguen revelando que las tasas de desempleo están colapsadas por menores e 30 años.

Otros de los agradecimientos que lanzó fue a la labor que el sector sanitario está realizando a la pandemia actual. Por eso concluía con un «no somos un pueblo que se rinde o se resigne a lo malos tiempos»,

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar