fbpx

El dióxido de carbono muere en el árbol

El año pasado no se cumple con los objetivos propuestos en la lucha por el medioambiente. Seguimos sin cuidar nuestra casa es como se resumiría el año 2022.

Uno de los aspectos preocupantes es el incremento de la deforestación. Seguimos perdiendo nuestros bosques a un ritmo preocupante. Los bosques no sólo proporcionan inmensidad de beneficios ecológicos, económicos y sociales. Además, retienen el Co2 de la atmósfera. De lo que no somos conscientes es que cuando destruimos los bosques el dióxido de carbono absorbido es de nuevo liberado.

Es decir, la pérdida de los bosques es el renacimiento del dióxido de carbono y la pérdida de un productor de oxígeno. Ésta es la razón de que la segunda causa principal del dióxido de carbono sea la deforestación.

Tomar medidas individuales es la clave de cuidar nuestro entorno. Seguir esperando a un gran cambio si hacer nosotros mismo un pequeño cambio es el motor del cambio climático. Es el motor de que cada día se pierdan especies animales y vegetales sin freno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar