fbpx

El daño medioambiental al Mediterráneo

Autora: Melanie Melián

Junto a la crisis sanitaria actual la acompaña otra que lleva con nosotros desde hace años es el cambio climático. En este sentido el Mediterráneo a día de hoy está convirtiéndose en un basurero de residuos, muchas de los países que en sus orillas tienen este mar generan alrededor de 180 millones de toneladas de residuos urbanos al año, por lo que si traducimos esta cantidad encontramos que alrededor de 730 toneladas de plástico llegan al mar cada día.

En cuanto a España, se posiciona en el segundo lugar del más que más toneladas de basura vierte al mar, siguiendo de cerca Turquía e Italia, Egipto o Francia. En relación a esto, observamos que cada persona cada día genera dos kilos al día de basura lo cual se traduciría que la contaminación se podría ampliar alrededor de unos 50 kilómetros de costa.

Un estudio realizado en 2016,relacionada a la basura del turismo calculó que se generan en una media de 450.000 residuos al día por km2 de playa, de los cuales el 38% son plásticos, 30% colillas de tabaco y un 9% de microplásticos. Esto no queda aquí también se están vertiendo residuos de todo tipo, entre los que encontramos metales pesados, sustancias orgánicas. Es por esto que se estipula que el 80% de la contaminación viene de la agricultura, la industria y los residuos urbanos, recoge este informe.

En relación al uso abusivo de la pesca, encontramos que la mayor parte de las especies que son pescadas están siendo sobre pescadas por lo que el ritmo en el que se pesca y en la propia regeneración de la especie no está en armonía. La destrucción de la biodiversidad es un hecho. El Mediterráneo esta sufriendo los estragos de una sociedad capitalista y globalizada que no tiene en cuenta al medio, al habitat, olvidando así, que forma parte de nosotros.

Recapacitar y concienciar sobre nuestros hábitos y formas de vivir son claves para poder conservar todo lo que conocemos. El «carpe diem» se ha apoderado de las mentes de la mayoría de los países desarrollados, olvidando que debemos dejar un planeta habitable para los que vienen.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar