fbpx

El COVID-19 imposibilita los servicios

Autora: Isabel Hernández

La aparición del virus del coronavirus ha traído consigo también enfermedades sociales como el aumento del desempleo y una mayor diferenciación en cuestiones de la desigualdad que se da en nuestra sociedad. Además, ha hecho posible que las cifras de personas afiliadas a la seguridad social superen los 19 millones en el mes de noviembre.

Este aumento es debido al alza del número de personas en situación de ERTE, que asciende a 746.900, lo que supone 18.487 más que en octubre y 40.650 más que en septiembre.

De estas cifras, el 45% de las personas trabajadoras incluidos en un ERTE, son empleadas de bares, restaurantes y hoteles, cuando en septiembre representaban el 35%.

Se suma a este fenómeno la importancia de recalcar la feminización del tercer sector, siendo el número de mujeres que se han quedado desempleadas en noviembre el triple que el de los hombres: 18.969 frente a 6.300. Por tanto, de cada cuatro personas en situación de paro, tres son mujeres.

Nos encontramos pues en un escenario más cambiante que nunca en el que las políticas sociales y enfocadas al empleo serán una vez más el salvavidas de aquellas personas que más afectadas se vean.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar