fbpx

El cardenal Cañizares abre la basílica de la Virgen de los Desamparados saltándose el estado de alarma

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha permitido que se incumpliera el estado de alarma y ha abierto la basílica de la Virgen de los Desamparados, atrayendo a un numeroso grupo de personas hasta el lugar.

El segundo domingo de mayo tiene lugar en Valencia una celebración religiosa en honor a la Virgen de los Desamparados. Se abren las puertas de la basílica y la patrona de Valencia sale al exterior y es recibida por sus fieles.

Sin embargo, debido al estado de alarma por la COVID-19 todo tipo de celebraciones públicas están prohibidas. La apertura de puertas de la basílica ha provocado que se formara una aglomeración en el exterior, con el consiguiente incumplimiento de la norma de mantener la distancia de seguridad entre personas para evitar el contagio por coronavirus. Tras lo sucedido agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional han procedido al cierre de la basílica.

Aarón Cano, concejal de Seguridad Ciudadana de Valencia, se ha mostrado indignado porque considera que este acto ha sido realizado «con premeditación y alevosía», ya que un equipo de una televisión local estaba en el lugar para captar la escena.

Desde el arzobispado de Valencia niegan haber incumplido las normas del estado de alarma y afirman que la misa se ha celebrado a puerta cerrada. Además, defienden que la imagen de la Virgen se ha asomado durante un breve periodo de tiempo. «No ha habido aglomeración porque había dos patrullas policiales y no han actuado para disolver a ningún grupo», han afirmado.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar