fbpx

El cambio climático pone en riesgo a casi todos los niños del mundo

Autoría: Unicef

Cuando hablamos del clima, una circunstancia muy cercana ronda nuestras mentes, las estaciones ya no son lo que eran.

Efectivamente es así, 2020 se ha considerado el año más caluroso que vivimos hasta ahora, con unos niveles muy elevados de dióxido de carbono en la atmósfera a pesar de las medidas de confinamiento que se aplicaron en casi todo el mundo. 

En muchos lugares, la gente está haciendo frente a múltiples consecuencias relacionadas directamente con el clima, como graves sequías e inundaciones, contaminación del aire y escasez de agua; quedándose expuestos a una mayor vulnerabilidad que afecta también a sus hijos, con más posibilidades de contraer enfermedades o incluso caer en la desnutrición.

Estas nuevas realidades, combinadas con unos servicios esenciales deficientes como el acceso a agua potable, saneamiento adecuado y atención médica, ponen en riesgo las vidas de muchos niños y niñas. Estamos ante una crisis que amenaza su salud, nutrición, educación, desarrollo, supervivencia y futuro.

Casi todos los niños del mundo están expuestos al menos a uno de estos peligros climáticos y ambientales, aproximadamente 1.000 millones de niños y niñas están en riesgo extremo y, sin una acción urgente, este número aumentará.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar