fbpx

El 25% de la población española podría sufrir problemas mentales por los efectos de la pandemia de la COVID-19

Los profesionales de la Psicología advierten que más de 10 millones de personas en España podrían sufrir problemas psicológicos derivados de la pandemia de la COVID-19, por lo que hacen un llamamiento para que se refuerce el Sistema Sanitario con más profesionales de garanticen la atención psicológica requerida.

Señalan desde el Colegio Oficial de Psicólogos de Santa Cruz de Tenerife que, una vez que se inicien las fases de desescalada “se hace necesario evaluar las necesidades derivadas de los efectos de la pandemia y planificar y atender, de la manera más eficaz y eficiente posible, esas necesidades”.

Además, los profesionales de la psicología añaden que “entre las necesidades más apremiantes se encuentra garantizar la salud psicológica de toda la población y, muy especialmente, la de aquellos grupos más vulnerables, como son los sanitarios -sobre todo, los que han estado atendiendo en primera línea de atención-, los familiares de enfermos y fallecidos y algunos sectores específicos de la población general como, por ejemplo, los mayores, mujeres y niños/as en riesgo o en situación de violencia de género, colectivos de enfermos crónicos y poblaciones en riesgo de exclusión social, ya que, como se ha demostrado en otras grandes catástrofes y crisis colectivas, es previsible y esperable que se produzca un incremento muy importante de la incidencia de los diferentes trastornos mentales en la población que va a afectar, especialmente, a estos grupos vulnerables”.

Desde el Consejo General de la Psicología entienden que han de reforzarse las redes de Salud Mental de todas las comunidades autónomas, el nivel de Atención Primaria con psicólogos clínicos, garantizar la presencia de psicólogos en las residencias de Mayores y en los Servicios Sociales, entre otros.

Una revisión de 24 estudios sobre psicología de las cuarentenas, elaborada por investigadores del King’s College, y publicada en la revista The Lancet en marzo de 2020, concluye que, incluso tres años después del aislamiento, se reportan episodios de estrés postraumático.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar