fbpx

Discriminación racial en una operación de rescate en Mozambique

Sobrevivientes de un ataque perpetrado por el grupo armado conocido localmente como Al Shabaab en la provincia mozambiqueña de Cabo Delgado han contado a Amnistía Internacional que se decidió evacuar a contratistas blancos antes que a la población negra local, en alarmantes testimonios que apuntan a racismo declarado.

Se calcula que 220 civiles buscaron refugio en el hotel Amarula Palma cuando comenzó el ataque contra la ciudad de Palma, el 24 de marzo. De ellos, unos 200 eran nacionales de piel negra y alrededor de 20 eran contratistas blancos. En los días posteriores, la empresa militar privada sudafricana Dyck Advisory Group (DAG) rescató a varias de estas personas del hotel.

Se dio prioridad a la evacuación por aire de los contratistas blancos mientras que la población nacional negra fue abandonada a su suerte. Tras el rescate de la mayoría de los contratistas blancos y de un número reducido de personas negras de clase acomodada —entre ellas el gobernador de Palma—, quienes quedaron atrás intentaron huir por tierra en un convoy pero cayeron en una emboscada de Al Shabaab.

Varios testigos contaron que el director del hotel Amarula, aprovechando el caos de la situación, se había llevado sus dos perros pastores alemanes en el helicóptero de rescate, dejando a personas atrás.

Un superviviente comentó: “Si no hubieran ido los perros, dos o tres personas más habrían podido subir al helicóptero. Nos dejó consternados, porque varias mujeres se habían quedado en tierra por culpa de los perros”.

Enlace noticia

Enlace imagen

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar