fbpx

Día Internacional contra el uso de niños soldado: la mayoría se asocia a grupos armados por desesperación

egún las Naciones Unidas (ONU), 357 millones de niños viven en áreas afectadas por conflictos armados. Actualmente los niños siguen siendo las principales víctimas de guerras y conflictos de adultos, con riesgo de sufrir todas las formas de violencia y explotación posibles, como su reclutamiento, una grave violación de los derechos de los niños, con efectos de por vida para ellos y sus comunidades. 

Tanto las fuerzas armadas como los grupos armados utilizan decenas de miles de niños en al menos 20 países de todo el mundo. Durante los últimos 20 años, un gran esfuerzo a nivel internacional se ha centrado en cambiar las políticas y prácticas de las fuerzas armadas y los grupos armados para el reclutamiento de niños, prestando menos atención en reducir la vulnerabilidad de los niños al reclutamiento. Si bien el secuestro y el reclutamiento por la fuerza son una realidad en muchos lugares del mundo la mayoría de los niños se asocia con actores armados debido a diversas formas de desesperación: no tienen otras opciones o sienten que esa es la mejor

¿Por qué los niños se unen a las milicias o a los ejércitos de sus gobiernos?

Los menores se asocian con las fuerzas armadas y grupos armados de diversas maneras. Mientras algunos son secuestrados – sacados de sus hogares, escuelas y comunidades – la gran mayoría de ellos se unen voluntariamente debido a diferentes factores coercitivos en su entorno, como las adversidades vividas y las opciones limitadas, que comprometen en gran medida su decisión. 

World Vision identifica varios factores que sitúan a los niños con mayor vulnerabilidad en la participación de conflictos armados, como la falta de educación y oportunidades de empleo, la desintegración familiar, el sentido de pertenencia a un grupo, la pobreza y no tener cubiertas las necesidades básicas, la inseguridad y desplazamientos continuos, o el deseo de venganza de la familia y comunidad. Es por tanto necesario priorizar la protección de los niños en las respuestas humanitarias con el fin de evitar que se comprometan con las fuerzas armadas y los grupos armados.

Para ello, la ONG World Vision recomienda trabajar juntos, los gobiernos, la comunidad internacional (incluidas las Naciones Unidas y los donantes) y las organizaciones que trabajan en el terreno para cambiar las prácticas en las fuerzas armadas y los grupos armados, priorizar los derechos y la protección de los niños y reducir los factores que los hacen vulnerables al reclutamiento, comprometiéndose a actuar en lo siguiente:

  • Todas las fuerzas armadas y grupos armados deben prohibir el reclutamiento de niños menores de 18 años mediante una legislación nacional apropiada y su aplicación.
  • Recursos efectivos y suficientes destinados a la protección infantil, educación y protección social en los presupuestos nacionales. 
  • Prevención y respuesta a las violaciones graves contra los niños mediante el aumento de la financiación para la protección infantil en entornos de conflicto.
  • Priorizar la participación y el empoderamiento de los niños y jóvenes en la construcción de la paz y la vida comunitaria, en el diseño y evaluación de programas y en las discusiones globales sobre los problemas que les afectan.

Imagen: World Vision

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar