fbpx

Día de la niña: Medidas para protegerlas

Autor: Save the Children

¿Qué conmemora el Día Internacional de la niña?

Las necesidades, sueños o derechos de los niños y las niñas tienen muchos aspectos en común: aprender, estar protegidos, jugar, tener una familia. Sin embargo, las niñas todavía sufren una violencia y vulnerabilidad especial por el mero ello de serlo. La violencia de género y los roles que tradicionalmente marcan diferencias entre niños y niñas persisten y las perjudican gravemente. Debido a la necesidad de visibilizar esta situación, la Asamblea Nacional de Naciones Unidas acordó en 2011 fijar el 11 de octubre como Día Internacional de la Niña, conmemorándose por primera vez al año siguiente.

Medidas urgentes para la protección de las niñas

Con motivo del Día Internacional de la Niña, que se conmemora cada 11 de octubre, y en el año en el que la pandemia de la Covid-19 ha afectado de forma más cruenta a las personas más vulnerables, lanzamos un decálogo con las medidas más urgentes para la protección de las niñas en la actualidad.

1. Prohibición (legal) y eliminación (real) del matrimonio forzoso para menores de 18 años. Asimismo, se ha de apoyar a las niñas que ya han sido casadas para que hagan realidad sus derechos mediante la reforma de leyes, los planes de acción nacionales multisectoriales y el trabajo con las comunidades a fin de conseguir apoyo para cambiar las normas de género perjudiciales que provocan este tipo de violencia de género.

2. Lucha contra los riesgos inmediatos y actuales de todo tipo de violencia de género hacia niñas y adolescentes. Se debe reconocer que las personas dedicadas a la protección infantil y contra la violencia de género proporcionan servicios imprescindibles, también hay que fortalecer los sistemas de protección, promover el cese de la violencia doméstica a nivel mundial y continuar ejecutando programas transformadores para abordar las causas fundamentales de la violencia de género.

3. Creación de espacios para que las niñas puedan expresar sus opiniones y necesidades. Para ello se han de respetar sus derechos a tener una participación segura y significativa en todas las tomas de decisiones públicas durante los planes de respuesta a todo lo que les afecte, incluyendo los efectos de la Covid-19.

4. Desglose de datos a todos los niveles para visibilizar dónde y cuánto siguen padeciendo situaciones de mayor vulnerabilidad. Se ha de tener en cuenta a cada niña mediante un mejor sistema de recopilación de datos y, de esta forma, dar prioridad a las  que se encuentran más perjudicadas, especialmente en contextos humanitarios. Para este fin, es necesario desglosar los datos según sexo, rango de edad y discapacidad, así como realizar análisis de género intersectoriales que sirvan como base para otros estudios, entre otros.

5. Blindaje de la educación. Los centros educativos son lugares imprescindibles para la infancia y no solo para su desarrollo sino para su protección, algo especialmente importante para las niñas. La Covid-19 ha llevado al cierre temporal de colegios e institutos, pero se ha de trabajar para que permanezcan abiertos.

6. Especial protección de las niñas migrantes y refugiadas. Los conflictos armados y la pobreza llevan cada año a millones de personas a buscar seguridad y bienestar en lugares distintos al de origen. En esos desplazamientos las niñas sufren mayor riesgo de violencia sexual y embarazos no deseados. Se necesitan vías legales y seguras para evitar estas amenazas.

7. Incorporación de una perspectiva transversal para reducir el impacto de la multiplicidad de factores discriminatorios. En el Día de la Niña no podemos olvidar que las niñas con discapacidad, las racializadas, las pertenecientes al colectivo LGTBI o las que forman parte de cualquier tipo de minoría corren más riesgo de sufrir discriminación y violencia. Cualquier medida cuyo objetivo pase por la protección de las niñas debe tener presente esta diversidad.

8. Implicación de los niños en la lucha por la igualdad. La reducción y eliminación de todas las formas de violencia hacia las niñas pasa por implicar al conjunto de la sociedad, dando un papel nuclear a la infancia en la toma de decisiones, empoderando a las niñas y sumando a los niños a esa conquista común de la igualdad.

9. Deconstrucción de los roles de género. Aspectos como la asunción por parte de las mujeres y las niñas de todo lo relativo a los cuidados o al resto de responsabilidades asociadas tradicionalmente al hogar han de ser combatidos para acabar con la brecha social entre géneros. 

10. Mayores inversiones en las niñas y específicas, no reutilizadas, a fin de evitar que las niñas reciban los peores impactos de la Covid-19, y lograr progresos y cambios duraderos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar