fbpx

Desde el mar con energías renovables

La necesidad de solucionar el problema de la escasez de agua ha encontrado en la desalación de agua del mar una de las soluciones, y quizás será la gran solución. Pero las plantas desalinizadoras requieren grandes cantidades de energía y esto ha hecho que no se haya visto como una solución económicamente viable.

La demanda energética puede cubrirse con fuentes renovables de energía, que han demostrado que son capaces de ofrecer soluciones competitivas viables. Existen ya tecnologías probadas y precios muy competitivos al mismo nivel que las tarifas de gas o petróleo. La gran ventaja de las renovables es que, una vez realizada la inversión, el combustible (viento o Sol) es gratis. La utilización de fuentes renovables para la producción y distribución de agua es por tanto una realidad a la que nos vamos a enfrentar en los próximos años.

La desalación necesita una fuente continua de suministro de energía y la energía solar fotovoltaica, solo produce por el día, pero la combinación con molinos de viento y sistemas de almacenamiento con baterías posibilitan que se disponga de suministro energético durante las 24 horas del día y los 365 días del año.

Imagen: Pixabay

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar