fbpx

Cristina Cifuentes cambia su versión y afirma que expuso el TFM en un «acto informal»

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha dado este viernes en el juicio una declaración llena de lagunas y no ha sabido explicar el por qué de algunas irregularidades, como el pago de las tasas del TFM fuera de plazo. Además, afirmó que tiene copias de los trabajos que realizó en el máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

Cristina Cifuentes se enfrenta a tres años y tres meses de prisión por un delito de falsedad documental del acta sobre la defensa del Trabajo de Fin de Máster (TFM). Su comparecencia frente al tribunal que la juzga tiene lugar un día después de que un juez archivara la querella que interpuso contra los periodistas de ‘eldiaro.es’ que destaparon el caso.

Durante una rueda de prensa sobre el caso Máster en 2018, Cristina Cifuentes afirmó que había defendido de forma presencial su TFG. Sin embargo, frente al tribunal que la juzga ha dado una versión muy diferente: afirma que no lo defendió y que sólo fue de manera presencial a entregarlo. Además, sostiene que expuso de manera breve algunas nociones del mismo. Esto ha sido desmentido por la profesora Clara Soto, que ha declarado que la exposición de TFM por parte de los alumnos se alargaba hasta una hora por norma general.

«No defiendo ni leo el trabajo, solo lo entrego. No estaba Álvarez Conde», ha aseverado la expolítica, quien ha querido dejar claro que el acta no era de defensa de su TFM sino del tribunal evaluarlo.

«Yo entregué en esa fecha el máster. Hice exclusivamente una exposición de las líneas generales. Desconozco quienes conformaban ese tribunal. Eso corresponde a la universidad. Yo desconocía que el TFM tuviera un acta específica. No dude del acta remitida por el rector de la URJC –Javier Ramos–, persona que para mi tenía todas las garantías y toda la presunción de veracidad», ha subrayado.

La expresidenta madrileña ha explicado que desde la URJC se le dieron ese tipo de facilidades para aprobar el máster. Atribuye todas esas facilidades a Enrique Álvarez Conde, el catedrático que lo dirigía. Este falleció a causa de una enfermedad durante la instrucción del caso.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar