fbpx

Coronavirus: la tragedia de Manaos

Brasil ya supera los 225.000 muertos por coronavirus, situándose como uno de los países más afectados por la pandemia. La situación es especialmente trágica en la región amazónica de Manaos, que desde hace unas semanas vive un aumento significativo de los casos que ha saturado a los hospitales y ha agotado las reservas de oxígeno.

Médicos Sin Fronteras denuncia que el colapso en los hospitales de Manaos ha provocado un efecto dominó en las zonas rurales cercanas a la ciudad. No hay oxígeno ni posibilidad de derivar a los pacientes en estado grave a hospitales mejor equipados. Hay pacientes muriendo asfixiados por no disponer de este recurso imprescindible.

Los brasileños están indignados por esta situación, provocada por la nefasta gestión de la crisis sanitaria por parte de Bolsonaro. Su decisión de negar el virus, darse grandes baños de masas y no tomar ninguna medida de preparación ha provocado que el país llegue a esta catastrófica situación. «¡Fuera Bolsonaro!”, gritan enfurecidos desde sus ventanas en distintos barrios de Rio de Janeiro, Sao Paulo o Brasilia numerosos brasileños.

Además, la Fiscalía General de Brasil ha pedido investigar al ministro de Salud, Eduardo Pazuello, por ignorar deliberadamente la situación que estaba gestándose en Manaos. Su tardanza a la hora de enviar oxígeno y recursos ha costado vidas. Mientras, el mayor cementerio de Manaos no deja de crecer.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar